El gas cierra su semana más cara de la historia con un aumento del 27,57 %

El pasado martes, el precio del gas batió su récord posicionándose en los 180 euros por MWh. De cara al viernes, esta materia prima costará 126 euros/MWh en el mercado.

Planta de gas natural. Fuente: elblogdeapa

El gas natural para entrega en enero de 2022 en el mercado holandés no ha dejado de subir durante la última semana en lo que ha sido una tendencia casi constante. No obstante, para el próximo viernes su precio ha caído 24% hasta situarse de nuevo en los 126 euros por MWh.

Ello no ha cambiado el hecho de que esta se corone como la semana más cara de la historia en los precios del gas natural, donde ha batido varios récords empezando por pasado martes, cuando se situó en los 180 euros por MWh. Con todo, y a pesar del descenso en los precios, esta materia prima, indispensable para la generación eléctrica, ha aumentado su precio en los mercados un 27,57 % de media en los últimos siete días.

El aumento de los precios tiene lugar en un momento de tensión geopolítica en el que el principal proveedor de gas de los países del norte de la UE, Rusia, ha llevado a cabo maniobras militares y movimiento de tropas en la frontera con Ucrania, hecho que ha hecho temer un posible conflicto bélico entre ambos países.

Ello originó que EE.UU amenazara al país con nuevas sanciones y pactó con Alemania la suspensión del proyecto por el que Rusia iba a suministrar gas a través del gasoducto Nord Stream 2. De hecho, el proyecto está paralizado como mínimo hasta verano de 2022.

No obstante, el mandatario ruso, Vladimir Putin, ha asegurado este jueves que el Kremlin está preparado para ayudar a la UE con la crisis del gas natural. «Estamos listos para ayudar, y lo estamos haciendo», aseguraba Putin, a la par que criticaba que «ellos (UE) crearon estos problemas por sí mismos, y deberían resolverlos por su cuenta también», en referencia a la crisis energética.

Por el momento, ya hay programada para el mes que viene una reunión en Ginebra entre Rusia y EE.UU, por lo que la crisis podría comenzar a resolverse, apaciguando la sensación de incertidumbre de los mercados del sector.

Por otro lado, el transporte de gas a través del gasoducto que pasa por Bielorrusia también está amenazado, ya que el presidente del país, Alexander Lukashenko, ha amenazado con cortar el suministro si la UE decide imponer sanciones por la crisis migratoria que está teniendo lugar en la frontera bielorruso-polaca.

Andoni Berná Calvo