El sector textil pierde un 70% de las ventas de las rebajas por el paso de Filomena

Las tiendas de moda se dejan 2.000 millones de euros con respecto a la campaña de descuentos del 2020

Unas personas pasan ante unos grandes almacenes de Zaragoza en el arranque de las rebajas. EFE/Javier Cebollada

Unas personas pasan ante unos grandes almacenes de Zaragoza en el arranque de las rebajas. EFE/Javier Cebollada

Las consecuencias de la borrasca Filomena se han sentido con fuerza en el sector textil, que ha sufrido un nuevo desplome en uno de los momentos estratégicos del año: las rebajas de enero. Las tiendas de moda han calculado que las ventas se han desplomado hasta un 70% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El temporal de nieve ha terminado de asestar el golpe al sector que ya vaticinaba un escenario bastante negro como consecuencia de las nuevas restricciones sanitarias del coronavirus que han activado varias comunidades autónomas. Las previsiones de la caída durante las rebajas se habían cifrado a finales de año en un 45%, pero finalmente se ha incrementado como consecuencia de la situación meteorológica.

El presidente de la Asociación del Comercio Textil (Acotex), Eduardo Zamácola, ha explicado que los efectos de la borrasca han “congelado” tanto el efecto llamada de las rebajas como las compras impulsivas que se producen justo en las fechas de arranque de la campaña. Dos factores imprescindibles para la campaña de enero.

“La compra de ropa es tan perecedera como la fruta, que si no la compras hoy, caduca” ha explicado Zamácola en declaraciones a la Agencia Efe.

La suma de factores de la pandemia de coronavirus y el temporal de nieves provocado por la borrasca Filomena se ha traducido en unas pérdidas por valor de 2.000 millones de euros en el sector con respecto a la campaña del 2020, cuando llegaron a ingresar en caja cerca de 3.000 millones gracias a los descuentos en ropa.

El fenómeno ha afectado especialmente a Madrid, una de las ciudades con mayor actividad de ventas del sector. La capital española permanece en alerta desde la semana pasada por el temporal de nieves que ha dejado su paso a una oleada de frío con temperaturas de hasta -10 grados centígrados en algunos puntos. “El consumidor pierde el ánimo para salir de compras”, ha lamentado Zamácola.

La falta de peatones condena a las tiendas de ropa

Una de las claves para comprender el descenso generalizado de las compras de ropa se explica por el descenso de peatones en las calles a lo largo del 2020, lo que dificulta las compras impulsivas gracias a los productos expuestos en los escaparates.

Un estudio elaborado por TC Group ha revelado que las calles españolas encadenan diez meses consecutivos con un descenso del tráfico peatonal en un contexto marcado por las medidas de prevención sanitaria. El acceso de los clientes a las tiendas se ha reducido un 42% en ese periodo.

La falta de consumidores se ha trasladado a las cuentas de las empresas. La patronal calcula que las ventas se han reducido entre un 35% y un 40% durante todos los meses desde el pasado agosto, cuando comenzaron a notarse los primeros síntomas del inicio de la segunda oleada de contagios de Covid-19.

A estas duras condiciones se suma un último hándicap en el sector. Algunas restricciones directas que han impedido abrir las tiendas de ropa durante buena parte del año. Al cierre generalizado de la primavera hay que sumar medidas drásticas que han tomado comunidades como Cataluña que han obligado a echar la persiana a los comercios.