España creará un millón de empleos en dos años: el 76% en servicios y sin caída “sustancial” de la temporalidad

ManpowerGroup estima que la tasa de paro bajará al 12,5% este año y al 10% en 2023, pero la creación de empleo dependerá de la duración de la pandemia, la inflación y la ejecución de los fondos europeos

En la imagen, un camarero atiende una terraza en Bilbao. EFE/LUIS TEJIDO

La recuperación del empleo en España, que ostenta el negativo título de campeona del paro en Europa, continuará este año y en 2023, de forma que se creará más de un millón de puestos de trabajo en el bienio, hasta un récord histórico de ocupación de 20,7 millones de afiliados, si bien casi el 80% del nuevo empleo se creará en el sector servicios.

Así se desprende del un estudio sobre las previsiones de empleo para España realizado por ManpowerGroup, presentado este miércoles por el country manager de ManpowerGroup España, Francisco Ribeiro, y el catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del informe, Josep Oliver, que han augurado una continuidad en la recuperación del mercado laboral gracias a la aceleración del crecimiento mundial y el impuesto de los fondos europeos.

En detalle, tras haber retornado el mercado laboral español prácticamente la situación anterior a la crisis sanitaria, el estudio prevé que la recuperación laboral se intensificará este año, con casi 640.000 empleos más (+3,6%), aunque se moderará ya en el año 2023, con más de 430.000 nuevos ocupados (+2%). En el bienio se generarán por tanto 1,07 millones de puestos de trabajo.

Con este nivel de creación de empleo, la tasa de desempleo se reducirá hasta el 12,5% este año y se acercará al 10% en 2023. Incluso el caso de que la población activa continuara creciendo, la tasa de paro descendería hasta situarse entre el 13% y el 11%, según el análisis. Con todo, las cifras podrían variar si se alarga la pandemia, la inflación o se demora la ejecución de fondos europeos ni se contempla la eventual afectación de la reforma laboral, según ha precisado Oliver.

En este sentido, ha dicho esperar que se produzca una reducción de la temporalidad, pero será “difícil” una disminución “sustancial” del ocupados temporales sobre el total del peso de asalariados, ya que ajustar el mercado a un mayor peso de empleo indefinido “no se va a producir de la noche a la mañana”. “Si la reforma tiene éxito asistiremos a una reducción tendencial hacia valores menores, pero no nos acercaremos a las tasas promedio del 11%”, ha afirmado.

Vuelta a la situación prepandemia con récord de afiliación en 2023

Ribeiro ha destacado que tras un año “positivo” para el empleo con mayores avances en los colectivos más afectados en 2020 por la pandemia, como las mujeres, los jóvenes, los empleos temporales y los trabajos no cualificados, las perspectivas corto y medio plazo apuntan a que España regresará a la senda perdida por la pandemia.

De hecho, se estima la posibilidad de alcanzar en 2023 las cifras históricas de ocupación del año 2007, antes de la anterior crisis financiera, con un total de 20,7 millones de ocupados, después de que creciese ya el año pasado en cerca de 560.000 puestos de trabajo, con lo que se habrían absorbido casi todos los destruidos el año anterior.

La tasa de desempleo se habrá mantenido en el entorno del 15% por el fuerte incremento de la población activa. Con estas cifras, “la crisis producida por la pandemia habrá sido mucho más corta y menos profunda que cualquiera de las vividas los últimos 50 años”, ha señalado el profesor Oliver

El sector servicios aglutinará el grueso de la creación

En cuanto a la tipología del empleo creado, el estudio apunta que las actividades de servicios personales privados, entre las que se incluyen la hostelería, el comercio, los transportes o las actividades artísticas y recreativas y que en España tienen un peso sobre el empleo significativamente mayor al de los principales países europeos (35,8% en 2019, frente al 28% de la media de la eurozona), fueron algunos de los más castigados en 2020 por los efectos de la pandemia.

Sin embargo, el contexto económico más favorable que se prevé en los próximos años permitirá que la ocupación se incremente un 3,3% en estas actividades, especialmente en la hostelería (8,2%), y un 3% en el conjunto de los servicios. En total, el sector terciario generará cuatro de cada cinco nuevos empleos en este bienio, hasta representar más del 76% del total de la ocupación del país, de modo que se reforzará el proceso de terciarización del mercado laboral.

Eso sí, Oliver apunta que España es “heredera de un pasado de una economía tercializada”, pero los fondos ‘Next Generation UE’ inician un proceso que si es exitoso y se arrastra a la iniciativa privada a imbricarse en proyectos de transformación en el medio plazo se verá un creciente aporte en el valor añadido del tejido industrial y los servicios privados vinculados al tejido industrial.

Presentación del estudio de ManpowerGroup.

Así, cree que a medio plazo ganará mayor peso la industria y los servicios privados profesionales (logística, servicios financieros o transportes), en detrimento al crecimiento “modesto” de los servicios privados personales (hostelería, comercio u ocio).

Otro sector que también contribuirá al crecimiento del empleo, aunque en menor medida, será la construcción, con una subida del 3,5% anual, unos 90.000 nuevos empleos en dos años, aunque si la rehabilitación se dispara podría sobrepasar el 4%, según Oliver. En cualquier caso, por encima de la subida media del conjunto del empleo (2,7%). La industria, en cambio, avanzará más lentamente, con una tasa anual del 1,8%.

Los perfiles más demandados

Los colectivos que se verán más beneficiados de este impulso del empleo serán las mujeres (2,8%), los mayores de 35 años (2,9%), las personas con alto nivel de estudios (3,5%) y los nacidos en el extranjero (3,5%).

Por características del puesto de trabajo, los mayores incrementos de la ocupación se producirán en empleos asalariados temporales (4,7% anual), a jornada completa (2,9%) y para trabajadores cualificados (3,1%). Ante esta mayor exigencia de empleos de alta cualificación habrá que reforzar las acciones de formación y recualificación, ha enfatizado Ribeiro para evitar desajustes entre oferta y demanda laboral.

Cabe señalar que las previsiones del estudio de ManpowerGroup se han elaborado sobre la base de un escenario con mantenimiento de la población activa y a partir del esperado mayor crecimiento de la economía mundial, pero las cifras podrían variar si se alarga la pandemia, la inflación o se retrasa la ejecución de los fondos europeos.