El FMI crea un fondo de 40.000 millones para ayudar a los países frente al cambio climático y futuras pandemias

Rusia veta una declaración conjunta del organismo rector de las políticas del FMI pero la vicepresidenta Nadia Calviño ha emitido una declaración pidiendo cooperación y multilateralismo

La vicepresidenta Nadia Calviño preside por primera vez el órgano rector de las políticas del FMI

Los miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) han acordado la creación del denominado Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad (FFRS), con 40.000 millones de dólares comprometidos (36.900 millones de euros) para ayudar a loa países con ingresos bajos o medios a hacer frente a desafíos a largo plazo como el cambio climático o la preparación ante futuras pandemias.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien ha presidido por primera vez este jueves, desde su nombramiento en el mes de diciembre, la reunión plenaria del Comité Monetario y Financiero Internacional (IMFC, en sus siglas en inglés), el principal órgano que marca la hoja de ruta de las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En rueda de prensa junta a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, Calviño ha subrayado en su estreno al frente del CMFI que el ánimo del organismo es continuar con la recuperación y evitar que la crisis pueda propagarse a otros sectores, por lo que ha pedido cooperación en el ámbito económico para preservar la recuperación y la estabilidad y mitigar el impacto de los precios y la crisis energética.

Incluso en este contexto, ha indicado que se han producido conclusiones concretar, como la de dar respuesta para minimizar el impacto sobre la economía mundial de la guerra de Ucrania y el acuerdo para establecer el mecanismo de resiliencia y sostenibilidad, de forma que por primera vez el FMI va a prestar asistencia a los países que tienen que hacer frente a desafíos a largo plazo como el cambio climático o la preparación frente a pandemias.

Georgieva ha precisado a posteriori que los países miembros del FMI, formado por 160 países, han comprometido cerca de 40.000 millones de dólares para ayudar a los países más vulnerables a hacer frente a estos desafíos, con el apoyo de 12 países: Canadá, China, Francia, Italia, Japón, Corea del Sur, Países Bajos, Arabia Saudí, Sudáfrica, Suiza, Reino Unido y España.

Este nuevo mecanismo complementará el conjunto de herramientas crediticias existente del FMI al proporcionar financiamiento asequible a más largo plazo para abordar desafíos a más largo plazo.

Rusia veta un comunicado

Durante su intervención, Calviño ha explicado que la invasión rusa de Ucrania ha hecho que sea «imposible» llegar a un consenso sobre un comunicado, pero pese al veto ruso, Calviño ha decidido emitir una declaración acordada por la «abrumadora mayoría» del CMFI.

El CMFI, órgano rector de las políticas del FMI recuerda que el pasado 2 de marzo la Asamblea General de las Naciones Unidas por mayoría de 141 países adoptó una resolución que “deplora en los términos más enérgicos la agresión de la Federación Rusa contra Ucrania y exigía el cese inmediatamente en el uso de la fuerza contra Ucrania (35 se abstuvieron de votar; 5 países votaron en contra de la resolución y algunos países no expresaron ninguna posición).

Calviño, ha indicado que, en base a la declaración del CMFI, se constata una ralentización del crecimiento por el «gran revés» de la guerra por lo que pide una resolución rápida a través de canales diplomáticos, incluido el «diálogo político, las negociaciones, la mediación y otros medios pacíficos».

«El momento del multilateralismo es ahora», ha enfatizado Calviño, quien ha reclamado una mayor cooperación internacional y un multilateralismo fortalecido para evitar la fragmentación y salvaguardar la integración económica global.