El Gobierno aprueba los Presupuestos de 2022 con gasto récord

El Gobierno ha aprobado los Presupuestos de 2022 con el mayor gasto público de la historia sustentado con la previsión de unos ingresos públicos históricos por la incorporación de 27.633 millones de fondos europeos y un alza de la recaudación tributaria estimada del 8,1%.

El Gobierno ha aprobado este jueves el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022, que cuentan con un ‘techo de gasto’ récord de 196.142 millones de euros y de nuevo el mayor gasto social de la historia (248.391 millones de euros), así como récord en inversiones por más de 40.000 millones de euros.

El gasto público récord recogido de 458.970 millones, un 0,6% más, incorpora 27.633 millones de fondos europeos consignados, un 3,8% más, y se sustenta en la previsión de obtener los mayores ingresos públicos de la historia gracias a la previsión de recuperación del Gobierno, que mantiene que el PIB crecerá este año un 6,8% y un 7% en 2022, con un descenso del déficit del 8,4% al 5% el próximo ejercicio.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario para presentar las nuevas cuentas públicas, que llegarán al Congreso el próximo miércoles, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, acompañada de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha destacado que buscan una “recuperación justa” e impulsar un modelo más productivo y un crecimiento “sólido y sostenible”.

Montero ha enfatizado que los PGE se centran en los jóvenes, con una inversión de 12.550 millones (+84,4%), y atiende a las pymes, los autónomos y los mayores buscando “ensanchar la clase media”, con gasto público récord en un contexto de reglas fiscales suspendidas en Europa ante la necesidad de mantener los estímulos fiscales para paliar la crisis e impulsar la recuperación.

Gasto público récord

La ministra ha explicado que parte de las partidas destinadas en las cuentas de 2021 a proteger el tejido productivo y las rentas, con medidas como los ERTE, serán menores y se liberarán para reubicarse en gasto social, sobre todo en medidas para la juventud, el alza de las pensiones y el récord en inversión.

El gasto total subirá un 0,6%, hasta el hito de 458.970 millones, y el gasto no financiero nacional repuntará un 2,3% hasta el récord histórico de 241.717 millones de euros, con aumentos en todos los epígrafes, salvo de los intereses de la deuda, que se reducen un 4,7%, hasta los 30.223 millones; frente al repunte del gasto en personal, que sube un 3,4%, hasta los 19.229 millones, por el alza del salario de los funcionarios del 2% y el aumento de plantilla por la mayor oferta público lanzada este año, de 30.445 plazas. 

El capítulo de gasto corriente sube un 16,7%, hasta 5.470 millones, debido a que el gasto en vacunas finalmente fue de 2.436 millones pese a presupuestarse 1.008 millones y este año se han reservado 1.465 millones.  Además, la inversión pública un 8,6% y las transferencias de capital un 9,9%, sumando entre ambas 40.238 millones de inversión, la mayor de la historia.

La recaudación tributaria subirá un 8,1% con pocas novedades fiscales

Todo este aumento del gasto público se sustenta bajo la previsión del Gobierno de conseguir unos ingresos no financieros (antes de cesión a entes territoriales) récord de 279.316 millones, un 10,8% más, y de 182.903 millones tras cesión a entes, un 20,6% más.

Dentro de estos, los ingresos tributarios subirán un 8,1%, hasta el hito de 232.352 millones de euros gracias a la reactivación económica lograda por la vacunación y la recuperación de la actividad tras las restricciones. Por impuestos, subirán los ingresos por IRPF (+6,7%), hasta 100.132 millones de euros; IVA (+9,5%), hasta 75.651 millones; Sociedades (+11,8%), hasta 24.477 millones e Impuestos Especiales (+8,2%), hasta 21.843 millones.

Las únicas novedades fiscales recogidas en los Presupuestos pasan por la fijación de un tipo mínimo del 15% en Sociedades sobre base imponible, lo que afectará solo a 1.070 empresas y aportará 400 millones de recaudación, así como la prórroga de los límites de tributación por módulos de los autónomos y el mantenimiento de los niveles y condiciones del método de estimación objetiva del Impuesto sobre el IRPF, como la reducción del 5% sobre el rendimiento neto de módulos.

Igualmente, los Presupuestos mantienen en 10.000 euros la aportación total a los planes de pensiones, pero ‘castiga’ el ahorro privado, ya que reduce en 500 euros, hasta los 1.500 euros, tras haberlo reducido ya de 8.000 a 2.000 euros este año. En cambio, incrementa la aportación máxima en los planes privados de empresa de 8.000 a 8.500 euros.

El 60% del gasto será social: las pensiones se comen el 40% del gasto

Del lado del gasto Montero ha precisado que el 59,8% de la parte del fondo nacional (sin fondos europeos) se destina al gasto social, con una partida de 240.375 millones que alcanza la cifra histórica de 248.391 millones si se añaden los fondos europeos, por lo que seis de cada diez euros de gasto público irán a parar a gasto social. 

Por políticas, la mayor partida será de nuevo la destinada pensiones, con un gasto total de 171.165 millones, un 4,8% más, lo que equivale al 37,2% del gasto total de 458.970 millones (+0,6%). Es decir, las pensiones se comen casi 4 euros de cada 10 del presupuesto. Le siguen el desempleo, con 22.457 millones, si bien esta partida disminuirá un 10,7%; otras prestaciones económicas, con 20.974 millones (+1,7%) o la seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias, con 10.149 millones (+4,7%).

El Gobierno elevará de nuevo el gasto en Sanidad (5.434 millones, +11%, a lo que se suman 1.172 millones de vacunas Covid, un 59,9% menos); Educación (5.023 millones, +2,6%); Cultura (1.589 millones, +38,4%), Justicia (2.284 millones, +11,5%) y Defensa (9.791 millones, +7,9%).

No obstante, la partida que más aumento tiene es la de acceso a la vivienda, con un repunte del 46,3%, hasta los 3.295 millones, así como gestión y administración de la Seguridad Social, con 3.336 millones, un 33,5%, o política exterior, con 2.254 millones, un 19,7% más.

Por partidas, el gasto se destina a I+D+i y digitalización (12.360 millones, +7,6%); infraestructuras y ecosistemas resilientes (11.841 millones, +3,2%); industria y energía (11.316 millones, +1,2%); agricultura, pesca y alimentación (8.844 millones, +5,2%), comercio, turismo y pymes (2.932 millones, +32,1%), subvenciones al transporte (2.721 millones, +3,9%), o investigación, desarrollo e innovación militar (939 millones, +9,1%).

El presupuesto para la Casa del Rey se mantiene en 8 millones; sube un 4,4%, hasta 247 millones, para las Cortes Generales, y entre los Ministerios el que mayor asignación recibe es, como habitualmente, el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (13.330 millones, +16,2%); junto a Defensa (10.152 millones, +7,8%), mientras que la asignación al Ministerio de Trabajo sin el SEPE cae un 10,7%, hasta 1.606 millones, ya que la partida al SEPE baja un 85% ante la menor incidencia de los ERTE, hasta 672 millones.

Pensiones, IMV funcionarios y ciencia

La ministra ha destacado también la partida destinada a Ciencia, ya que las cuentas públicas consignan 13.298 millones a I+D+i y digitalización, cifra récord que duplica el del Presupuesto de 2020.

Entre las medidas ‘estrella’ recogidas en los PGE destaca el aumento del sueldo de los funcionarios del 2% para los 2,7 millones de empleados públicos, y un aumento del 3% en el Ingreso Mínimo Vital (IMV) para sus 800.000 beneficiarios y en las pensiones mínimas y no contributivas para los 2,6 millones de pensionistas.

También se recoge el compromiso de revalorizar las pensiones contributivas para los 9,6 millones de pensionistas con arreglo a la inflación del año 2021 acumulada hasta el mes de noviembre, tal y como se contempla en la reforma de las pensiones, por lo que estás subirán previsiblemente en torno a un 2,2% o 2,3%.

Además, sube el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) un 2,5%, hasta los 579,02 euros mensuales y los 6.948,3 euros anuales en 12 pagas. Se trata del indicador clave en el acceso y la cuantía de multitud de ayudas sociales y para vivienda, facilitando un mayor alcance.

Jóvenes: bono para alquiler, cultura y más becas

Para los jóvenes, su partida presupuestaria crece un 84,8%, hasta los 12.550 millones, y contempla medidas como el bono cultura al cumplir los 18 años para casi medio millón de jóvenes destinado a actividades artísticas, salvo tauromaquia, dotado con 210 millones de euros, o el bono alquiler joven de 250 euros al mes durante dos años a jóvenes de entre 18 y 35 años que acrediten rentas del trabajo inferiores a los 23.725 euros, dotado con 200 millones.

Figura también un aumento de la dotación de becas al récord de 2.199 millones para 808.517 beneficiarios, al tiempo que el Ministerio de Justicia pondrá en marcha un sistema de becas para aspirantes a juez, fiscal o abogado del Estado. La Formación Profesional contará con 2.075,9 millones.

En otro orden de cosas, la dotación para dependencia aumenta un 23,3%, con 350.053 beneficiarios; el bono social término sube un 43,77% para 1,27 millones de hogares beneficiarios y se destinan 40 millones de euros más contra la pobreza infantil para ayudar a 2,26 millones de niños.

El capítulo de inversiones sube a 40.200 millones de euros, un nuevo nivel récord gracias a los 22.400 millones procedentes del Plan de Recuperación, pero sin ello sube en 18.000 millones, un 15% más. Se focalizará sobre todo en investigación, el I+D y la digitalización, partidas que concentran casi 13.300 millones de gasto.

Transferencia a Seguridad Social y financiación autonómica

Los Presupuestos contemplan una nueva transferencia extraordinaria a la Seguridad social de 18.396 millones de euros para garantizar las pensiones. A ello se sumarán 3.900 millones adicionales para financiar las liquidaciones negativas de 2020 y otros 3.100 millones para compensar el SII IVA, así como 8.712 millones procedentes de fondos europeos.

Tal y como avanzó la ministra en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de julio, las CCAA recibirán el récord de 112.213 millones de euros a cuenta del sistema de financiación autonómica, un 6,3% más.

De su lado, las entidades locales contarán con 22.122 millones del sistema de financiación, a lo que se sumarán 1.228 millones adicionales que aportará la Administración Central, y otros 2.050 millones de fondos europeos.