El Gobierno promete a 2,6 millones de pensionistas que ganarán poder adquisitivo en 2022

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado que las pensiones mínimas y no contributivas subirán por encima del IPC en 2022, tal y como pedían los sindicatos y Unidas Podemos

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. Foto de Archivo.

El Gobierno ha lanzado un nuevo ‘guiño’ al colectivo de pensionistas al realizar la promesa de que los Presupuestos de 2022 incluirán una subida de las pensiones mínimas y no contributivas por encima del nivel del IPC medio de 2021 que se elevará el conjunto de pensiones, de forma que sus alrededor de 2,6 millones de beneficiarios ganarán poder adquisitivo.

Así lo ha avanzado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que ha confirmado que las pensiones mínimas y no contributivas subirán en 2022 por encima del IPC, en línea con la petición realizada por los sindicatos (CCOO y UGT) y el socio de Gobierno, Unidas Podemos.

Aunque no ha precisado la cifra concreta de aumento, fuentes gubernamentales explican a Economía Digital que al elevarse por encima del IPC, el nivel de inflación que se toma como referencia es el recogido en el acuerdo con sindicatos y patronal para la primera reforma de las pensiones.

En concreto, en el proyecto de Ley para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones y reforzar la sostenibilidad del sistema aprobado en segunda vuelta a finales de agosto y actualmente en tramitación parlamentaria.

Subida superior al 2%

El nuevo mecanismo de revalorización fija que el 1 de enero de cada año se incrementarán las pensiones de acuerdo con la inflación media anual registrada en el ejercicio anterior. En el caso de que se produzca un año de IPC negativo, la cuantía de las pensiones quedará inalterada, con lo que se garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de los 9 millones de pensionistas actuales.

El Ejecutivo estima en su cuadro macroeconómico que la evolución media interanual de los doce meses anteriores a diciembre de 2021 será del 1,9%, a pesar de que en los últimos meses ha superado el 3% y en septiembre ha alcanzado el 4%, su nivel más alto en 13 años por la influencia del elevado precio de la luz.

De esta forma, fuentes del Ejecutivo señalan que las pensiones se incrementarán por encima de esa media, que de momento el Gobierno mantiene en el 1,9%, por lo que con casi total seguridad las pensiones mínimas y no contributivas subirán por encima del 2%, lo que permitirá al colectivo ganar poder adquisitivo.

De hecho, Escrivá ha indicado que aunque la inflación está en «niveles sin precedentes», los distintos organismos internacionales que la monitorizan apuntan a que se trata de «un episodio transitorio» y se volverá «próximamente» a una situación de «estabilidad de precios, deflación muy moderada».

Así podrían subir las pensiones

De esta forma, el Gobierno atiende la petición sindical, ya que UGT y CCOO habían realizado esta petición en la mesa de diálogo social de pensiones en la que se está debatiendo la segunda fase de la reforma para garantizar de manera estructural la suficiencia de las pensiones más bajas, reclamando que el proyecto de Presupuestos de 2022 incorporase ya una primera medida orientada en este sentido.

Pese a que el sistema de pensiones garantiza pensiones contributivas a casi 9 millones de personas con una cuantía media de 1.036,69 euros al mes, un importe que se eleva hasta los 1.193 euros al mes en el caso de jubilación, CCOO y UGT avisó la semana pasada de que 1 de cada 5 pensiones contributivas (el 22,8%) necesitan de complementos a mínimos.

Estos complementos permiten así que los algo más de 2,2 millones de personas pensionistas que los reciben puedan alcanzar una pensión mínima que oscila entre los 689 euros al mes en los casos de viudedad y jubilación para mayores de 65 años sin cónyuge a cargo, y los 851 euros al mes en los de jubilación con cónyuge a cargo.

A los casos ellos se suman los casi 450.000 personas que son titulares de una pensión no contributiva, cuya cuantía se sitúa en 402 euros al mes. De subirse finalmente las pensiones un 2%, los beneficiarios de una pensión mínima por viudedad y jubilados de 65 años sin cónyuge a cargo pasarían a ganar unos 14 euros más, alrededor de 703 euros; los de jubilación con cónyuge a cargo 17 euros más, hasta unos 868 euros; y los titulares de una pensión no contributiva unos 8 euros más, hasta 410 euros al mes.

Para el resto de pensionista, la subida de sus pensiones conforme al IPC del 1,9% de media anual de este año se traducirá en un alza en 2022 de 19,6 euros al mes, alrededorr de 275,5 euros en la nómina anual, si bien la pensión de jubilación, que perciben más de 6 millones de personas del total de 9 millones de perceptores, será de unos 22,6 euros al mes, el equivalente a unos 317,1 euros más en el conjunto del año.

Este nuevo incremento de las pensiones mínimas y no contributivas elevará aún más el gasto en pensiones, que desde hace meses acumula récord tras récord y en septiembre alcanzó el hito de 10.233 millones. Este año el gasto total se elevará en torno al 3%, hasta el nivel máximo de unos 163.397 millones de euros.

Escrivá carga contra el PP por su enmienda a la totalidad a la reforma de pensiones

El ministro ha indicado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Economía Digital, que tanto el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ha subido a 965 euros en 14 pagas para los últimos cuatro meses del año, como las pensiones mínimas y no contributivas son un mecanismo «muy potente» para la redistribución de renta. Y por ello se recogerá esa «filosofía» en los Presupuestos que ultima el Ejecutivo, cuya aprobación se prevé el próximo martes en Consejo de Ministros, con un aumento de estas pensiones por encima del IPC.

El titular de la Seguridad Social ha defendido la indexación de las pensiones con arreglo al IPC pactada con los agentes sociales y ha criticado la enmienda a la totalidad presentada por el PP en defensa de la reforma del Gobierno de Mariano Rajoy en 2013 que se debatirá este jueves en el Congreso.

«Me produce mucha tristeza y perplejidad», ha dicho Escrivá sobre el hecho de que el PP votara a favor de las recomendaciones del Pacto de Toledo que guiaron el acuerdo con los agentes sociales y ahora haya presentado una enmienda a la totalidad a la reforma., insinuando que la «jerarquía» del PP en privado no se oponía.

Ha aprovechado para cargar contra la «desquiciada» reforma del PP del año 2013 que conllevaba la revalorización de las pensiones del 0,25% anual r incluía el factor de sostenibilidad que suponía un ajuste de las pensiones conforme a la esperanza de vida, lo que habría supuesto un recorte de las pensiones del 20% para los jóvenes de hoy que se jubilen en el futuro.

Nuevo mecanismo de equidad intergeneracional

Sobre el nuevo índice de equidad intergeneracional que sustituirá al factor de sostenibilidad de la reforma de pensiones de 2013 ha afirmado que está «acordado y descrito» con los agentes sociales, si bien fuentes sindicales niegan a Economía Digital que se haya cerrado y esperan a la reunión del próximo lunes para abordar el asunto.

En el acuerdo de la primera pata de la reforma de pensiones se recogía el compromiso de consensuar el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional antes del 15 de noviembre. El nuevo índice, según Escrivá, será «un mecanismo contingente» y se podría replantear a futuro en función de la efectividad de las medidas aprobadas para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y el mantenimiento del poder adquisitivo.