El Gobierno abre la puerta a la jornada laboral de 4 días

El Gobierno reformará la Ley de horarios en 2022 para flexibilizar la jornada laboral y estudia la implantación de la semana laboral de 4 días

El Gobierno se abre a estudiar en 2022 la implantación de la semana laboral de 4 horas y la flexibilidad horaria

La organización del tiempo durante las jornadas laborales de los trabajadores y de las empresas cambiará en 2022 mediante la reforma de la ley de los usos horarios en el trabajo que acometerá el Gobierno con el fin de introducir una mayor flexibilización de la jornada laboral, abriéndosela puerta también la semana laboral de 4 días.

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado este jueves la reforma de la ley de usos del tiempo en el trabajo el próximo año para dar a los trabajadores tiempo para los cuidados, así como para la formación, de forma que se introduzcan fórmulas flexibles para la jornada en las empresas y también para los trabajadores, en línea con los modelos nórdicos.

Asimismo, ha enfatizado que tras las lecciones de la pandemia hay que cambiar la forma de organización en el mundo del trabajo, lo que obliga a un «nuevo contrato social con las empresas», que contempla cambios tecnológicos y ecológicos y permita el teletrabajo donde sea posible.

Al ser preguntada sobre la posibilidad de la introducción en España de la semanal aboral de 4 días, propuesta reclamada por Más País en línea con lo establecido en otros países, Díaz no ha descartado esa posibilidad y se ha limitado a comentar que se trata de una ley «muy compleja» que regulará los usos del tiempo en el trabajo y cambiará la forma de organización del tiempo tanto de trabajadores como de las empresas.

En cualquier caso, ha dejado claro que todo se abordará en el seno del diálogo social, donde se tendrán que hacer «muchos equilibrios», pero ha avanzado que el Ministerio de Trabajo no aboga por una «formulación rígida de la jornada laboral», ya que «el mundo no funciona con planteamientos rígidos y la característica del mundo empresarial del siglo XXI está sustanciada en la flexibilidad».

Partida para reducir jornada en los Presupuestos de 2022

De esta forma, Yolanda Díaz ha dejado la puerta abierta a que se pueda llegar a implantar a lo largo de 2022 la semana laboral de 32 horas, reclamada desde hace más de un año por Más País y otras formaciones como Más País, además de por los sindicatos UGT y CCOO.

El planteamiento de Más País llevar aparejado una financiación de 50 millones para un complemento por reducción de jornada variable a lo largo de tres años (cubriría el 100% de la diferencia en el coste salarial por hora trabajada el primer año, un 50% el segundo y el 25% el tercero) y que compensaría los costes salariales de las empresas adscritas al plan, según la propuesta de Íñigo Errejón.

Precisamente esta semana el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, aseguró en el Congreso que el Gobierno había mostrado su compromiso de financiar en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 una línea de ayudas del Ministerio de Industria para la reducción de la jornada laboral en las empresas, una partida comprometida a cambio de su voto al decreto ley que reguló la gobernanza de los fondos europeos.

El Gobierno estaría estudiando la posibilidad de crear una prueba piloto para la jornada semanal de 4 días, pero precisan que no hay nada decidido al respecto aún y que, en todo caso, sería algo que no vería la luz hasta bien entrado el ejercicio 2022.

La Comunidad Valenciana ya ha anunciado que comenzará un programa piloto para la semana de 4 días laborales en los próximos meses con un presupuesto de 10 millones de euros, sin reducción de salarios. Las empresas participantes recibirán una compensación por el día de trabajo que se pierde que sería del 100% el primer año, del 50% el segundo año y del 25% el tercer año.

Fórmulas flexibles y recursos para el retorno del talento joven

Durante su participación en la segunda edición de Forum, un evento organizado por Trivu sobre el talento, Díaz ha defendido que la empresa y el trabajador deben poder contar con fórmulas flexibles para la jornada porque «está estudiado que cuando esto pasa aumenta la productividad».

En este sentido, ha abogado por que la jornada laboral se contemple como en los modelos nórdicos, con flexibilidad, frente a otros ms rígidos, de forma que los trabajadores participen en el diseño de su jornada, lo que aumentará su productividad, y tengan tiempo para la formación y los cuidados, con excedencias para ese fin como «núcleo central de las empresas».

La vicepresidenta ha pedido que la vida personal no penalice las carreras profesionales y ha hecho hincapié en la importancia de los cuidado al considerarlo «el tema del siglo XXI», al tiempo que ha avanzado que el Ministerio de Trabajo hará un apuesta firme por los jóvenes con políticas de recuperación de talento para que los españoles que trabajan en el exterior puedan regresar con un empleo «digno» y darles un «futuro».

Para ello, Trabajo redirigirá recursos públicos para que la vuelta a España de estos españoles no les comporte gastos y facilitar a las empresas la contratación a su llegada, para lo que ve preciso una colaboración estrecha entre el sector público y privado para diseñar una estrategia de país, así como inversiones públicas y privadas «muy superiores» para lograr un pacto que coloque a la investigación, la innovación y la tecnología dentro.