Estos son los jubilados que estarán obligados a pagar la Renta 2023

Las pensiones de jubilación están sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), igual que los ingresos procedentes del trabajo

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Atención jubilados! Al momento de hacer la declaración de la Renta muchos pensionistas tienen dudas sobre si están obligados o no a realizar esta presentación fiscal. Las pensiones de jubilación, así como la mayor parte de las pensiones contributivas y no contributivas, se consideran un rendimiento del trabajo a efectos fiscales, por lo que está sujeta a IRPF, igual que los ingresos procedentes del trabajo.

Por lo tanto, si el contribuyente recibe una pensión y tiene otros ingresos que superan los límites anuales establecidos, estará obligado a presentar la declaración.

Estos pensionistas están obligados a pagar la Renta 2023

En el caso de que los rendimiento del trabajo provengan de un único pagador, el mínimo exento para no estar obligado a presentar declaración de la renta son 22.000 euros. En esta, se incluyen las «pensiones y haberes pasivos percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y demás prestaciones públicas de jubilación, incapacidad, accidente, enfermedad, viudedad, o similares«, según recoge BBVA en su blog.

Por tanto, aquellos que cobren una pensión de jubilación y superen el mínimo establecido, estarán obligados a presentar la declaración de la Renta, correspondiente al ejercicio 2023, el próximo año.

El Gobierno apunta a alcanzar el 20% de la renta media en 2024 y sube las pensiones mínimas. Foto: Freepik
El Gobierno apunta a alcanzar el 20% de la renta media en 2024 y sube las pensiones mínimas. Foto: Freepik

En el caso de que las rentas procedan de dos o más pagadores, el mínimo a partir del cual habrá que presentar la declaración de renta son 15.000 euros anuales, siempre que los ingresos sean superiores en su conjunto a 1.500 euros. Por ejemplo, en el caso de cobrar una pensión y, al mismo tiempo, percibir un plan de pensiones.

Asimismo, deberán presentar la declaración de la Renta, aquellos pensionistas que hayan obtenido rendimientos del capital mobiliario y/o ganancias patrimoniales, como dividendos de acciones o rendimientos de seguros de ahorro, y éstos superen los 1.600 euros anuales.

También deberán presentar declaración de IRPF en el caso de obtención de rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros de capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, siempre que sean superiores al límite conjunto para todas ellas de 1.000 euros anuales.

Porcentaje de retención

El porcentaje de retención de las pensiones depende del importe de la pensión y de una serie de circunstancias personales del pensionista. Estas retenciones a cuenta aplicadas deberán ser incluidas por el contribuyente en la declaración de IRPF de cara a liquidar el impuesto.

Si bien hay pequeñas variaciones por CCAA por las variaciones que pueden hacer en su tramo autonómico, estas son las retenciones a cuenta de IRPF que se aplica a las pensiones en 2023, según recoge el mismo banco:

  • Hasta 12.000 euros anuales: tributación mínima de un 1%
  • Entre 12.001 y 18.000 euros anuales: tributación mínima de un 2,61%
  • Entre 18.001 y 24.000 euros anuales: tributación mínima de un 8,69%
  • Entre 24.001 y 30.000 euros anuales: tributación mínima de un 11,83%
  • Más de 30.001 euros anuales: tributación mínima de un 15,59%

El porcentaje de variación también puede depender de las circunstancias personales de cada pensionista. Por ejemplo, las pensiones de viudedad y orfandad están sujetas a un tipo de retención único del 7,75%, independientemente de la renta o el régimen de pensiones.

Comenta el artículo
Raquel Navarro Pérez

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta