La guerra entre los bancos duplica la firma de mejoras en las hipotecas

Las entidades financieras buscan alternativas para atraer o para retener a clientes con el euríbor en mínimos

Un

La banca y sus trabajadores aceleran para cerrar el 2020 de la mejor manera en el mercado hipotecario. A pesar de que el contexto no ayuda para las entidades, marcado por los tipos de interés cero y un euríbor en mínimos históricos, la firma de hipotecas sigue marcando buenos datos, a pesar del retroceso de firmas en el mes de octubre.

Como ha venido explicando este medio, la concesión de hipotecas han marcado registros históricos durante los últimos meses, un período marcado por el confinamiento y una crisis económica marcada por la pandemia derivada del coronavirus. 

Así, la firma de nuevas hipotecas para la adquisición de una vivienda volvió a caer en octubre un 5,9%. 

Crecimiento en hipotecas

No obstante, el número de operaciones firmadas ascendió a 28.248, la mayor cifra que se registra desde febrero, un mes antes de que se instaurara el estado de alarma con la llegada del coronavirus.

Con esta nueva caída en tasa interanual, la firma de hipotecas sobre vivienda deja atrás el incremento de dos dígitos registrado en septiembre, el primero en seis meses.

Pero a pesar de que la firma de hipotecas está en plena forma, la mejora de condiciones de éstas está agitando el mercado ya que las entidades financieras han creado una guerra sin precedentes en este apartado. 

Crecimiento del 110%

De acuerdo con las cifras ofrecidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mejoras en las condiciones inscritas en los registros de la propiedad crecen un 109,6% respecto a octubre del año anterior.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en octubre se producen 7.716 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un aumento anual del 130,9%. 

Pero el robo de clientes entre entidades (la subrogación) sigue creciendo mes a mes. Así, durante este octubre,  el número de operaciones que cambian de entidad (subrogaciones al acreedor) sube un 26,0%, y el de hipotecas en las que cambia el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) un 170,3%. 

¿Más subrogaciones?

Los expertos de HelpMyCash recalcan que las entidades seguirán interesadas “en prestar dinero para la compra de viviendas” y como la demanda será insuficiente por la pandemia “es muy probable que mantengan activo el mercado de subrogaciones de acreedor”. 

subrogaciones

Esta ha sido una vía de ingresos relevante para el sector bancario en este año, “especialmente cuando la demanda de hipotecas cayó por el confinamiento entre marzo y junio”. 

En este sentido, aquellas personas que tengan un préstamo hipotecario con peores condiciones que las actuales, todavía “tendrán acceso a muchas ofertas para abaratarlo mediante un cambio de entidad”, inciden desde HelpMyCash.

Cambio de tipos de interés

Como se mencionaba anteriormente, la banca tiene que enfrentarse a los tipos de interés situados en cero. Por eso, de las 9.513 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 26,3% se deben a modificaciones en los tipos de interés, según se extrae del INE.

Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumentó en octubre del 13,9% al 37,1%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 85,3% al 61,5%.  

Y el euríbor, en mínimos

El euríbor, por su parte,csigue empeñado en dar nuevos disgustos a un sector mermado. El indicador de referencia ha comenzado una nueva semana coqueteando con el -0,5%. 

En concreto, la tasa mensual se sitúa en el -0,497%, dejando su media mensual en el  -0.497%  una buena rebaja con respecto a hace un año cuando estaba en el -0.261%.

Otros dos años en negativo

Dicha situación no parece que vaya a resolverse en el corto plazo y las previsiones no son para nada halagüeñas para los intereses de la banca. Funcas, en sus previsiones de la economía española publicadas en el mes de diciembre, asegura que el índice de referencia seguirá estando en terreno negativo hasta, al menos, 2022.

Y no solo eso, es que para el 2021, el precio de las hipotecas seguirá siendo aún más barato, puesto que el euríbor caerá hasta el 0,46. La tónica no cambiará y en el 2022, el índice se recuperará solo una décima y cerrará el año en el -0,45.

ING, la última en sumarse

En plena batalla de mercado hipotecario, la última entidad en entrar en la guerra de precios ha sido ING, una vez que Banco Santander o Liberbank lanzaron nuevos productos recientemente. 

La entidad ha retocado los precios tanto en las hipotecas de tipo fijo como en las de tipo variable. En el caso de la primera, ING ofrece a sus clientes un préstamo hipotecario al 1,45% TIN los primeros diez años. A partir de ahí, el coste es de euríbor + 0,99%, lo que deja una TAE variable del 2,12%. 

ING ofrece también un cambio para la Hipoteca Naranja Fija, con un TIN del 1,60%, lo que equivale a un 2,27% TAE si se domicilia la nómina y se contratan seguros de vida y hogar.