La otra cara del coronavirus: la inversión internacional se dispara en España

En el año de la pandemia, la compra de empresas como MásMóvil eleva el gasto de las compañías internacionales en el país más de un 50%

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. EFE

Precisamente durante el año en el que todos los indicadores macroeconómicos se desplomaron en España, hubo uno que se disparó respecto a 2019. La inversión extranjera en el país se incrementó en un 52% interanual gracias a la compra de empresas españolas por parte de firmas extranjeras. El claro ejemplo: la adquisición de la teleco MásMóvil.

Según los datos de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), España fue una excepción dentro de la tendencia generalizada del planeta. Por culpa de la pandemia, la inversión extranjera directa se desplomó el 42% desde los 1,2 billones de euros hasta los 705.659 millones de 2020.

La razón del incremento en España fue la compra de empresas por parte de terceros. “La inversión directa se elevó un 52% gracias a varias adquisiciones, como puede ser la compra del 86% de MásMóvil por parte de los fondos estadounidenses Cinven, KKR y Providence”, justificó Unctad en su informe anual.

España, como Suecia –donde la inversión saltó desde los 9.856 millones hasta los 23.819 millones–, fueron una nota positiva en el contexto europeo. En el continente, la inversión extranjera sufrió un descalabro superior al 60%.

China resiste mejor que nadie la pandemia

Fue la tónica habitual en las principales economías del planeta. Según el documento, la inversión en las economías más avanzadas del mundo se desplomó el 69%, hasta los 188.121 millones. Algo mejor se comportó en Estados Unidos, donde el descenso fue del 49% (110.093 millones de euros). No notó los efectos de la pandemia de forma tan severa China, pues logró incrementar el 4% la inversión y superar a su rival occidental con 133.875 millones de inversión.

De este modo, el gasto internacional en Asia creció el 4% de media, mientras que en África cayó el 18%. En Latinoamérica y el Caribe el descenso fue del 37%.

Para 2021, Unctad augura que se mantendrá la debilidad y la recuperación no llegará hasta 2022. En este año, la inversión no será productiva sino que procederá de fusiones y adquisiciones. “Los efectos de la pandemia persistirán”, lamentó James Zhan, director de inversiones de la institución.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.