El paro marca una caída histórica de 82.583 personas en agosto pero con 118.000 afiliados menos

El paro marca su mayor caída en un mes de agosto pero se destruyen 118.000 afiliados con el fin del verano.

Un camarero atiende a un cliente, este miércoles, en un local de la Plaza Real de Barcelona. /EFE/Quique Garcia

Un camarero atiende a un cliente, este miércoles, en un local de la Plaza Real de Barcelona. /EFE/Quique Garcia

La reactivación económica propiciada con el avance la vacunación y el alargamiento de la campaña de verano con motivo de las restricciones derivada de la quinta ola han contribuido a una reducción del paro de 82.583 personas, la mayor caída en un mes de agosto de la serie histórica.

De esta forma, el número de personas desempleadas inscritas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha disminuido un 2,42%, hasta la cifra de 3.333.915 desempleados. No obstante, se han registrado 118.004 cotizantes menos que la media de julio por el fin del verano, de forma que la Seguridad Social registró 19.473.724 afiliados, según los datos publicados este jueves por los ministerios de Trabajo y de la Seguridad Social.

El mes de agosto tradicionalmente se da de baja a muchos trabajadores temporales contratados para el verano y suele ser un mes en el que habitualmente se registra un aumento notable del paro con motivo del fin de la campaña estival, por lo que se trata de unos datos “sorprendentes”, tal y como avanzó ayer la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, cuando adelantó una reducción del paro con datos “muy positivos”.

Caída del paro registrado en agosto.

De hecho, el paro solo había caído antes en un mes de agosto en el año 2013, cuando se redujo solo en 31 personas, y el paro desestacionalizado se reduce en 149.203 personas, el mayor de la serie histórica en un mes de agosto.

De esta forma, respecto a hace un año el paro ha descendido en 468.899 personas (-12, 33%), al tiempo que la afiliación ha crecido en 681.348 personas (+3,63%). Eso sí, cabe recordar que en las cifras de paro no se tienen en cuenta los afectados por ERTE, que marcan mínimo de 272.190 persona, ni los 226.000 autónomos con prestación de cese de actividad.

Además, respecto a febrero de 2020, antes de la pandemia, el paro sigue siendo superior en 87.868 personas, ya que entonces había 3.246.047 desempleados, pero hay 223.495 afiliados más que los 19.250.229 de entonces.

Se rompe la estacionalidad

El avance en la vacunación, con el objetivo del 70% de la población vacunada ya conseguido, junto a las mayores necesidades de personal en la hostelería con motivo de la campaña estival que el sector turístico está intentando alargar a septiembre y octubre, y las contrataciones de profesores de cara a septiembre han impulsado el empleo en el mes de agosto en España.

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha destacado en rueda de prensa que se acumulan seis meses consecutivos de caída y el descenso del paro “sin precedentes” de agosto se debe al crecimiento de la economía superior al 6%, y también porque se ha roto la estacionalidad propia del mes. 

Esto se ha producido, según ha explicado, por la influencia de la pandemia que ha acabado con los parámetros de estacionalidad de la temporada estival por la fijación o eliminación de restricciones, la mayor o menor apertura del tráfico aéreo y la localización de la temporada estival en franjas cronológicas distintas.

El sector servicios impulsa la mejora y el paro solo sube en construcción

El paro descendió en el octavo mes del año en todos los sectores menos en el de la construcción (1.139 parados más respecto a julio, un 0,42% más), si bien el sector servicios es el que está liderando la mejora del empleo, con una caída de 46.224 personas (-1,93%), y ello pese a ser el área más golpeada en la pandemia por la imposición de restricciones y la caída del turismo internacional, si bien se está viendo beneficiada por el alargamiento de la campaña turística de verano.

Le sigue el sector agrario, con 13.499 personas menos inscritas en el SEPE (-7,71%), en tanto que en la industria baja en 1.126 personas (-0,41%), una bajada “significativa” que destaca Trabajo porque supone que el sector se sitúa en niveles previos al inicio de la pandemia.

España pierde 118.004 afiliados

Pese a la mejora del empleo, en términos medios y sin ajuste estacional, la Seguridad Social registró 19.473.724 afiliados, lo que supone 118.004 cotizantes menos que en la media de julio. El año pasado se sumaron 6.822 afiliados, por lo que se ha dado la vuelta, si bien entre los años 2009 y 2019, el promedio de pérdida de afiliados en agosto superó los 147.000 ocupados.

No obstante, en términos desestacionalizados y corregidos de calendario, el sistema ganó 76.541 cotizantes en mayo, hasta un total de 19.477.505 ocupados, por lo que volvió casi a la cifra de ocupados de febrero de 2020, antes de la pandemia.

En agosto sumaron afiliados Islas Baleares (1,12%), Canarias (0,76%), Cantabria (0,72%), Galicia (0,31%), Asturias (0,53%), Navarra (0,30%) y Extremadura (0,27%). De esta forma, en el último año se han recuperado 681.348 afiliados medios, un 3,63% más, tras el impacto de la pandemia.

7.300 autónomos menos

Dentro del Régimen General, la afiliación mensual media aumentó en agosto en 110.339 trabajadores (0,68%) y se situó en 16.090.886 ocupados. El Sistema Especial Agrario sumó 15.406 afiliados, y el del Hogar, creció en 2.755.

Por sectores, este mes se contabilizaron más ocupados en todos los sectores de actividad, destacando la hostelería (+2,4%) y actividades de los hogares (+3,9%), mientras que educación (-6,7%) y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-5,3%) fueron los sectors que más pérdida de afiliados registraron.

El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.315.603 afiliados medios en agosto, 7.358 menos que el mes anterior (0,22% menos) en todos los sectores, mientras que el año anterior habían crecido en 402. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ve “malos” los datos de afiliación, por lo que ha pedido “prudencia”.

Cae el paro entre los jóvenes y en mayor medida el femenino

Bajo criterios demográficos, los datos de paro del mes de agosto reflejan que el paro registrado entre los menores de 25 bajó en 17.120 personas, un 6,5% menos, de forma que en los últimos seis meses han abandonado las listas de desempleo 121.000 jóvenes y hay menos jóvenes en paro que antes de la pandemia.

También ha bajado el paro entre los de 25 años y más en 65.463 personas y por segundo mes consecutivo el desempleo femenino ha descendido más que el masculino en términos absolutos, con 45.403 paradas menos respecto a julio (-2,26%), frente a los 37.080 hombres menos parados (-2,65%).

Más desempleo en Valencia, Madrid ,País Vasco y Castilla y León

A pesar del buen dato de paro en agosto, el desempleo descendió en 13 comunidades pero subió en otras cuatro. En términos
absolutos, las caídas más destacadas se registran en Andalucía (-32.102 personas), Canarias (-19.844 personas) y Cataluña (-17.186 personas).

Sin embargo, sube en la Comunidad Valenciana (6.606 personas), la Comunidad de Madrid (3.526 personas), el País Vasco (3.058 personas) y en Castilla y León (956 personas).

Los contratos indefinidos suponen solo el 8,4% del total


En cuanto a la radiografía del empleo que se crea, el número de contratos registrados durante el mes de agosto ha sido de 1.407.563, 288.900 (25,83%) más que el mismo mes del año 2020.

En agosto se registraron 118.985 contratos de trabajo de carácter indefinido, el 8,45% de todos los contratos, lo que supñone un alza de 22.710 (23,59%) respecto a hace un año. En cuanto a la duración de su jornada, los contratos indefinidos se dividen en 74.670 a tiempo completo y 44.315 a tiempo parcial.

En lo que va de año se han firmado 11.864.833 contratos, lo que supone 1,9 millones de contratos más (+19%). Del total, 1.241.392 contratos son indefinidos(+25,4%), de los que a tiempo completo son 774.151 (+27,9%) y a tiempo parcial 467.241 (+21,4%).

Aumenta el gasto en prestaciones


Por último, un total de 1.977.597 personas beneficiarias percibían una prestación al finalizar el mes de agosto, por importe de 2.500 millones de euros, un 49,4% menos que en el mismo mes del año pasado.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, fue de 1.049,9 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 35,6 euros (+3,5%). El gasto en prestaciones por ERTE en el mes de agosto supuso 343 millones de euros, por debajo de los 427 de julio.