El BCE mantiene los tipos de interés en el 4,5%

A pesar que la inflación se acerca a los objetivos del Banco Central Europeo, el organismo opta por dejar los tipos sin variaciones, en el nivel más alto desde 2001

Edificio del Banco Central Europeo con el símbolo del euro.

Edificio del Banco Central Europeo con el símbolo del euro./ ECB

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con las expectativas y ha mantenido por cuarta vez consecutiva los tipos de interés en el 4,50 %, su nivel más alto desde 2001, pese a que la inflación continúa bajando en la eurozona.
El Consejo de Gobierno del organismo, que se ha reunido este jueves en Fráncfort, también ha decidido dejar sin cambios la facilidad de crédito -la que presta a los bancos a un día- en el 4,75 % y la facilidad de depósito -que remunera el exceso de reservas a un día- en el 4 %.

La incógnita del verano

Durante el ciclo de alzas que comenzó en julio de 2022, el BCE, conocido como el ‘guardián del euro’, incrementó los tipos en 450 puntos básicos. Sin embargo, actualmente, los mercados están anticipando que el BCE reduzca la tasa de referencia en el verano.

La decisión del BCE llega tras la noticia de que la tasa de inflación interanual en la zona euro fue del 2,6% en febrero, dos décimas por debajo del mes anterior. Excluyendo el impacto de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, la tasa subyacente también disminuyó dos décimas, llegando al 3,1%. Esta lectura representa el menor nivel desde marzo de 2022.

Además, Eurostat confirmó que el PIB de la eurozona evitó la recesión al mantenerse estancado en el cuarto trimestre en comparación con los tres meses anteriores, cuando se contrajo un 0,1%.

La inflación en Europa

En cuanto a las principales economías de la UE, Alemania experimentó una contracción del 0,3% en el cuarto trimestre, luego de haberse estancado entre julio y septiembre, mientras que Francia mantuvo la misma situación que en los tres meses anteriores, y Italia aceleró su crecimiento al 0,2% desde el 0,1% del tercer trimestre. España, con una expansión del 0,6% en comparación con el 0,4%, continuó siendo la principal economía con el mejor desempeño.

El rendimiento económico de la eurozona entre octubre y diciembre fue significativamente inferior al observado en Estados Unidos, donde el PIB aumentó un 0,8% trimestralmente, aunque fue más positivo que el desempeño del Reino Unido, que entró en recesión técnica al disminuir un 0,3% en el último trimestre de 2024 y un 0,1% durante el tercer trimestre.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp