Air Europa duplica el número de directivos el año del rescate

La aerolínea pidió ayuda pública al Gobierno por el impacto de la pandemia, que le ha hecho perder 427,7 millones de euros en un año

Iberia, Air Europa y easyJet avisan: el pasaporte será obligatorio para viajar a Reino Unido.

Iberia, Air Europa y easyJet avisan: el pasaporte será obligatorio para viajar a Reino Unido.

El número de directivos de Air Europa se duplicó el año pasado con respecto a 2019, pasando de 16 a 33, según reflejan sus cuentas. La aerolínea perdió en este periodo 427,7 millones de euros y tuvo que solicitar un rescate de 475 millones de euros, al que el Gobierno dio luz verde en noviembre. 

Air Europa se convirtió en la primera empresa española en recibir dinero del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y dotado con 10.000 millones. A día de hoy solo se ha aprobado el rescate de siete empresas.

No era la primera ayuda pública que la aerolínea recibía con motivo de la pandemia, ya contaba con un préstamo de 141 millones de euros avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).  

También solicitó un ERTE por causas de fuerza mayor para el 97,53% de la plantilla en los primeros meses de pandemia y esto le permitió ahorrar 13,2 millones de euros en gasto seguridad social. En la actualidad, la empresa continúa aplicando un ERTE. 

La SEPI impuso a Air Europa condiciones para el rescate, entre ellos, tener presencia en el consejo de administración (entraron José Ángel Partearroyo Martín y Juan Manuel Bujía Lorenzo); elegir conjuntamente al consejero delegado (un cargo que asumió Valentín Lago); o no hacer despidos con dinero público. 

Sin embargo, Air Europa ya redujo en 2020 el número de pilotos y personal de vuelo a la mitad. En total, cerró el ejercicio con un 30% menos de plantilla que un año antes, esta pasó de 4.238 trabajadores a 2.917. 

Y no descarta hacer algún ajuste más, pues, la propia compañía explica en su informe financiero que algunas de las obligaciones que legalmente deben asumir las empresas que se han acogido a los ERTE de fuerza mayor (como es su caso) están siendo objeto de interpretación por parte los tribunales en cuanto su alcance y, sobre todo, consecuencias de su incumplimiento. 

La compañía, que sigue sin recuperarse del batacazo del coronavirus, (perdió un 70% de pasajeros el año pasado) estudia de qué manera puede hacer ajustes sin tener repercusiones legales después de haber tenido a sus trabajadores en ERTE. Además, reconoce que el rescate no ha sido suficiente, pues prevé recibir un importe adicional con el que solventar sus necesidades de liquidez futuras. 

Los 475 millones aprobados por el Gobierno también cambiaron las condiciones de compra de Iberia, que en noviembre de 2019 había anunciado que compraría Air Europa por 1.000 millones en la segunda mitad del 2020.  

Pero llegó el Covid-19, el parón de la actividad, la caída de ingresos, la crisis del sector y el rescate de la aerolínea, lo que hizo que el precio de la operación cambiara dos meses después, cuando ambas compañías anunciaban una reducción del precio a la mitad, desde los 1.000 millones de euros hasta 500 millones de euros, a pagar seis años.  

La operación podría estar concluida en el segundo semestre de 2021, según estiman, pero está sujeta a la aprobación por parte de la Comisión Europea y a alcanzar un acuerdo con la SEPI en relación con ciertas condiciones asociadas al apoyo financiero de la SEPI proporcionado a Air Europa. 

Los sindicatos no descartan ajustes de plantilla una vez se complete la compra y creen que este es uno de los escollos para que finalmente se ejecute la operación.