Airbus suma ya 242 bajas incentivadas a su plan de despidos en España

Airbus avanza en la vía de salidas amistosas, aunque choca con la plantilla en la posibilidad de las excedencias voluntarias

La reestructuración de Airbus en España al completo será un proceso largo y complejo. Pero algunas medidas avanzan con rapidez, como el plan de salidas incentivadas y de prejubilaciones. Como propuesta mitigadora de los despidos forzosos que llegarán tras la crisis del coronavirus, la multinacional anunció esta alternativa menos traumática el 26 de octubre y ya ha conseguido el de buena parte de los trabajadores a los que va dirigidos.

Fuentes sindicales explican a Economía Digital que ahora mismo 242 trabajadores de Airbus España habrían aceptado las condiciones del plan y se ajustarían al corte marcado por la empresa. La cifra supone aproximadamente el 50% de las salidas voluntarias que esperan cerrar la compañía (entre 400 y 500 puestos de trabajo).

Las prejubilaciones van para trabajadores a partir de los 59 años, con compensaciones de entre el 80% y el 85% del salario bruto, siempre en función de la franja de edad. El plan también conlleva mejoras si el trabajador se adhiere antes de que finalice el primer plazo (30 de noviembre).

Para el plan de bajas incentivadas, los sindicatos CCOO, SIPA y ATP-Sae acordaron con la empresa indemnizar con 45 días por año trabajado con un tope de tres anualidades o 300.000 euros. Las cuantías, según el primer comunicado de los trabajadores, están “muy por encima de la media actual no solo en España, sino en empresas del sector”. En cualquier caso, la empresa abonaría la compensación en dos pagos, ambos del 50%.

Choque por las excedencias

A estas dos iniciativas se suma una tercera: las excedencias incentivadas. Sería el punto que más reticencias estaría provocando entre la empresa y los trabajadores, ya que es el factor que altera que el número de salidas voluntarias firmadas sean muchos menos de las presentadas.

Este tipo de salida, marcada para un periodo de cinco años, conlleva tres aspectos a analizar para el trabajador: una alta carga fiscal al realizarse el pago de la indemnización en un único año fiscal, impide trabajar en otra empresa del sector y el retorno no está asegura, solo existe preferencia.

Las salidas voluntarias quedarán cerradas el próximo 20 de diciembre

Hay varios condicionantes para obtener la autorización de la empresa, como ser únicamente trabajador indefinido y no pertenecer a personal en contrato de relevo. Tampoco se puede pertenecer a puestos críticos y ni ser personal elegible para la jubilación anticipada.

El plan se anunció el pasado 26 de octubre y se cerrará el próximo día 20 de diciembre, por lo que todas las fuentes consultadas coinciden en la buena respuesta que está teniendo la oferta.

Airbus, a la espera de calcular el número final de despidos

La reestructuración de Airbus en España también pasará por despidos forzosos. El golpe del coronavirus hizo que la compañía declarara el 2 de junio que necesitaba adaptar su fuerza laboral global y redimensionar su actividad de aviones comerciales como respuesta a la crisis de epidemiológica y las consiguientes restricciones a la movilidad que se habían producido.

En ese anuncio, el plan de España pasaba por un ajuste laboral en su división Airbus Commercial Aircraft que sería de 900 personas —la cifra se rebajó ligeramente después— y se concentrará en las bases de Getafe (455 puestos de trabajo), Illescas (283 puestos de trabajo) y Puerto Real (151 puestos de trabajo). La cifra, no obstante, se sitúa por debajo de los despidos que vivirá la misma división en otros países.

La pata comercial de Airbus ahora mismo se encuentra en ERTE que afecta a todos los empleados. El expediente se inició el 20 de mayo y recientemente, el pasado 13 de noviembre, se prorrogó hasta mayo del próximo año tras un acuerdo con los agentes sociales. 

Pero no es la única división de Airbus en la que se pasará la tijera. La de defensa (Airbus Defence and Space) ya comunicó en febrero, antes de la pandemia, la puesta en marcha de un plan de reducir 2.665 posiciones a nivel mundial. La idea es que en España se reduzcan 722 puestos de trabajo, aunque sería un goteo de salidas, dado que el plazo marcado es de 2 años. 

Pese a que el plan de salidas voluntarias y el de forzosas se llevan a cabo en paralelo, fuentes de Airbus afirman que la respuesta al segundo plan puede modificar al primero.  “Estas medidas tienen como objetivo mitigar el impacto de los planes de adaptación de Airbus Commercial Aircraft y de Airbus Defence and Space en España”, afirman desde Airbus.