La cúpula de Amadeus ideó un bonus ligado a los recortes de la Covid-19

Pese a la caída del negocio por la crisis del turismo, la cotizada quiso premiar a sus consejeros ejecutivos

Una sede de Amadeus.

El 2020 fue un año malo para el turismo, sin paliativos. Ante la caída del negocio, las empresas del sector se vieron obligadas a poner en marcha medidas de contención de gastos, como ERTE para la plantilla o cancelación del dividendo para los accionistas. Pese a ello, algunas firmas vieron la gestión en tiempos del coronavirus como una situación excepcional difícil de capear y que merecía poder ser premiada. Fue el caso de Amadeus, que ideó un bonus anual que pagará este 2021 a su cúpula.

El pago de este variable, al cual no puede acceder ni el presidente ni los consejeros no ejecutivos, se hará realidad este próximo mes de abril y únicamente “si se alcanzan los objetivos de rendimiento excepcionales”, explica la compañía cotizada en la información depositada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la misma documentación, el proveedor tecnológico para empresas turísticas explica que los objetivos fijados a principio de 2020 estaban ligados a parámetros como los ingresos, el resultado de explotación y los beneficios por acción. Estaban alineados con el plan operativo del grupo y fueron establecidos acorde a la información disponible en ese momento.

Sin embargo, ante el impacto de la pandemia en la compañía, la Comisión de Nombramientos y Retribuciones decidió evaluar el resultado del bono anual “de acuerdo con objetivos que reflejan mejor las nuevas prioridades comerciales de la compañía en un escenario de pandemia”, como la gestión eficaz de liquidez, la estructura de capital y la eficiencia de costes.

Amadeus tiene previsto pagar el bonus anual el año de la pandemia el próximo mes de abril

 

Amadeus hace hincapié que la propuesta de ese bonus se debe al esfuerzo de la compañía a base de recortes y ahorros. Una de sus propuestas en este sentido durante 2020 fue la cancelación de la propuesta de dividendo complementario por importe de 320 millones de euros, que estaba prevista para la junta general de accionistas del mes de junio.

A este recorte se unió otro anuncio del consejo del grupo turístico: la reducción en 550.000 acciones del programa de recompra de acciones propias. La medida tenía como objetivo reforzar la caja del grupo con 22,4 millones en un momento de incertidumbre sobre el futuro del sector.

La cotizada española también destaca entre sus logros la ampliación de capital en 750 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones y la emisión de un bono convertible por valor de 750 millones de euros. Ambas medidas, explican, aumentaron la posición de liquidez de la compañía en 1.500 millones de euros.

NH y Meliá renuncian a los bonus

Economía Digital contactó con Amadeus antes de la publicación de esta información. Fuentes de la compañía trasladaron que el pago del bonus de este año ha sido menor respecto al último. “La retribución variable a corto plazo ha representado un 96% del salario base, muy lejos del 180% que se prevé para objetivos de rendimiento excepcionales”, respondieron a preguntas de este medio.

Sin embargo, la decisión de Amadeus contrasta con la de otras grandes firmas del sector turístico. Por ejemplo, las hoteleras NH y Meliá han remitido al regulador bursátil durante la pasada semana que prescindieron de este tipo de retribución variable a corto plazo.

La primera hotelera indica que su bonus fue de “0 euros teniendo en cuenta el grado de consecución del objetivo corporativo” y la segunda afirma que lo canceló para el 2020, mientras que lo aplazó para 2021.

NH y Meliá no abonaron bonus sobre el resultado del ejercicio de 2020

Aunque Amadeus no concretó cuándo decidió cambiar sus criterios para fijar el nuevo bonus, la compañía remite en la información depositada ante el regulador bursátil que los objetivos “se fijan de acuerdo con el plan operativo del grupo y se revisan cada año con el fin de que sean lo suficientemente exigentes“.

Amadeus pierde más de 500 millones por la pandemia

Al margen de la remuneración a su cúpula, Amadeus notó los efectos del coronavirus en sus cuentas. El proveedor tecnológico perdió 505,3 millones de euros como consecuencia de las restricciones a la movilidad y la caída del tráfico aéreo de pasajeros, principalmente.

Los ingresos también se redujeron. La caída del 2020 respecto al año anterior fue del 60,1%, lo que llevó a la compañía a situar su cifra de negocio en 2.174 millones de euros.

El retroceso más bruto se registró en el ebitda, que indica la capacidad de la propia empresa para generar recursos. El resultado bruto de explotación se situó en 227,8 millones de euros, cifra que representó una bajada interanual de casi el 90% respecto al mismo periodo del año anterior.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.