Caixabank completa el ERE esta semana con la salida de 436 trabajadores

Este viernes 1 de julio, un año después del acuerdo con los sindicatos, habrán salido el 98% de los trabajadores de Caixabank que lo solicitaron

Logotipo de Caixabank en una de las Torres Kio en Madrid. EFE/J.J. Guillén

Logotipo de Caixabank en una de las Torres Kio en Madrid. EFE/J.J. Guillén

Caixabank completa el ERE esta semana, en concreto, el viernes 1 de julio, justo un año después de que el banco firmara un acuerdo con los sindicatos para la salida de 6.452 trabajadores. La entidad recibió un total de de 8.067 solicitudes de empleados que querían dejar su empleo con las condiciones pactadas, pero no se aceptaron 1.438 por motivos de prelación y cupos.

El banco catalán aceptó finalmente 6.629 solicitudes, una cifra superior a la pactada. Hasta la fecha, 6.097 personas han salido de Caixabank en distintas ventanas que se han producido principalmente en noviembre del 2021, y en enero y marzo del 2022.

Fuentes sindicales destacan que, este viernes 1 de julio se desvincularán de la entidad 436 personas y ya se habrá producido el 98% de las salidas. El resto, unas 105 personas, dejarán Caixabank de manera progresiva durante el resto del año.

Este lunes tuvo lugar la quinta comisión de seguimiento del acuerdo de ERE de 2021, «una de las operaciones más complejas en la historia de Caixabank, que podemos decir finaliza con éxito, sin despidos ni otras medidas indeseables como las que quería la dirección», indican desde CCOO.

El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri planteo en abril del año pasado el despido de 8.300 trabajadores tras la fusión de Caixabank y Bankia. Pero después de dos meses de intensas negociaciones, esta cifra se redujo en un 22%. La reducción de afectados se consiguió, principalmente, con recolocaciones de empleados en empresas filiales del grupo. En concreto, se pactaron 708.

El ERE de Caixabank se recuerda como uno de los más polémicos del sector financiero. Se trataba del despido colectivo más grande que un banco ha hecho en España, y además, se negoció al mismo tiempo que el de BBVA, lo que hizo que con solo unos días de diferencia, dos de los bancos más grandes del país pusieran encima de la mesa más de 20.000 despidos.

Con el tiempo la cifra se redujo en los dos procesos, pero para ello, el Gobierno tuvo que intervenir por distintas vías, de hecho, las ministras de Economía y Trabajo realizaron varias advertencias en público de que se tenían que reducir las salidas y que estas debían ser voluntarias.

La plantilla incluso decidió colgar el cartel de «cerrado por huelga» por primera vez en los más de 100 años de historia de Caixabank el 22 de junio y el 29 de junio de 2021. Antes hubo paros parciales y movilizaciones por todas las ciudades españolas.

Finalmente, el banco y los sindicatos llegaban a consenso el 1 de julio, donde se firmó no solo la salida de miles de empleados, también el cierre de 1.534 oficinas. Estos cierres empezaron el diciembre y los últimos datos disponibles indican que ya se habrían integrado más del 80%.

Cristina Hidalgo