Ciberataque a Telefónica: cómo protegerte si eres cliente de Movistar u O2

Telefónica lanza un mensaje de tranquilidad a los clientes y asegura que no se han visto comprometidos datos personales o bancarios

Ciberataque. Pixabay.

Ciberataque. Pixabay.

Hace tan solo unos días, Telefónica comunicó a sus clientes que, a causa de un ciberataque, debían modificar las contraseñas de sus routers WiFi, tanto si son de uso doméstico como empresarial. Sin embargo, la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete dejó bien claro que no se habían visto expuestos datos personales sensibles, que permitiesen la identificación del cliente, ni tampoco sus datos bancarios.

Según explicó la operadora, el ciberataque tuvo lugar hace unas semanas y, como consecuencia, se vieron comprometidas las claves de acceso de los routers residenciales y empresariales, si bien aún se desconoce cuantos clientes podrían estar afectados por esta problemática.

Se recomienda cambiar la contraseña del router

La compañía telefónica comenzó a enviar cartas a los clientes para recomendarles que cambien las contraseñas de estos aparatos y, también, les detalló el proceso que deben seguir para efectuar esta modificación. Asimismo, a través de dichas misivas, lanzó un mensaje de tranquilidad a los clientes asegurando que el ciberataque no ha comportado la revelación de datos personales como el nombre, dirección, DNI, historial de llamadas o los datos bancarios.

Virus informático. Pixabay.
Virus informático. Pixabay.

«En Movistar, trabajamos permanentemente para que tu relación con nosotros sea lo más transparente posible y así ganarnos tu confianza día a día», asegura la compañía en la carta y añade: «Por eso queremos que estés al tanto de una información relevante relacionada con la privacidad de tus datos».

Así, advierte: «El equipo de seguridad de Movistar ha detectado un acceso no autorizado a los datos técnicos o de configuración de algunos equipos que prestan los servicios asociados a tu número de teléfono fijo (router, descodificador de la tv, amplificador wifi, etc)». No obstante, indica que los datos extraídos «no pueden explotarse de manera remota», puesto que la única forma de usarlos es «estando físicamente en el rango de acceso de tu WiFi»

Cambiar la clave de acceso

Para modificar la clave de acceso a la red WiFi es necesario acceder a la configuración del router, un cambio que se puede llevar a cabo entrando a la dirección IP por defecto desde cualquier navegador.

Primero, se debe introducir la dirección 192.168.1.1 en la barra de direcciones. En caso de que no funcione, se puede probar también con esta dirección 192.168.0.1. Una vez logremos entrar al panel del router, se deberá facilitar el nombre de usuario y la clave de acceso.

La nueva contraseña deberá contener tanto letras como números y un mínimo de ocho caracteres

Tras hacer clic en la sección ‘Mi Movistar’ y en el apartado ‘ajustes’, será necesario pinchar sobre ‘cambio de contraseña del router’, o bien, sobre ‘WiFi’ y después ‘contraseña’. Entonces, se deberá escribir una nueva contraseña, que habrá de contener tanto letras como números y un mínimo de ocho caracteres.

Los ciberataques a empresas, la mayor amenaza

Precisamente, una de las principales preocupaciones para los directivos de las grandes empresas son los ciberataques, tal y como puso de manifiesto el informe ‘Digital Trust Survey 2023’ de PwC. Y es que los directivos españoles consideran un ciberataque a gran escala como la mayor amenaza posible para sus empresas. Entre las cúpulas de las empresas nacionales el segundo y el tercer mayor temor son nuevos problemas en la cadena de suministros y un nuevo conflicto geopolítico.

Los ciberataques en la nube están aumentando en casi el 40% de las organizaciones consultadas y solo cuatro de cada diez considera que tiene completamente protegidas sus áreas más críticas ante una amenaza. Además, casi el 67% de los encuestados reconoció aún no haber mitigado completamente los riesgos asociados a la adopción de entornos ‘cloud’.

España no es ninguna excepción al auge de ciberataques y solo un 18% de los directivos españoles encuestados aseguró no haber tenido ningún incidente de seguridad en los últimos tres años. Asimismo, el 38% de los directivos reconoció haber tenido costes de entre 100.000 y un millón de dólares por un incidente de seguridad, según el informe.

Aunque una amplia mayoría que roza el 80% de los encuestados se mostró a favor de la obligatoriedad de notificar los ciberataques sufridos, solo el 9% cree que su organización podría hacerlo correctamente. En cuanto a tendencias de futuro, los ataques a través de correos de empleados (33%), los ransomware (32%) y, en tercer lugar, los dirigidos a las infraestructuras cloud (31%) son los que los empresarios ven más probable que aumenten.

En el caso del centenar de directivos españoles, los ataques que esperan que aumenten más son los de hackeo y robo de datos (40%). En cuanto a los actores responsables de esos ataques, los directivos encuestados creen que en 2023 va a aumentar la actividad de cibercriminales (65%), ‘hackers’ (48%) e ‘insiders’ (44%).

Avatar