El Corte Inglés aspira a duplicar beneficios en cinco años

La organización diseña su plan 2021-2026 con la ambición de dejar atrás la crisis del coronavirus. La digitalización debe ser protagonista

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

El Corte Inglés aprobó este viernes su plan estratégico para el periodo 2021-2026 con el objetivo de alcanzar un Ebitda de 1.700 millones de euros. Los grandes almacenes celebraron su junta de accionistas anual en la que obtuvieron el apoyo de sus propietarios, dominados por la presidenta de la empresa, Marta Álvarez.

La empresa vio como el evento quedaba marcado por las pérdidas históricas cosechadas en el ejercicio de la pandemia. No obstante, el ejercicio 2020/2021 sirvió como piedra sobre la que crecer en el futuro. El acelerón en digitalización será clave a la hora de obtener los objetivos financieros marcados por la hoja de ruta elaborada por el consejero delegado, Víctor del Pozo.

El grupo pretende obtener un Ebitda de 1.700 millones de euros así como reducir deuda en un 60%. Además, intentará multiplicar la venta online hasta colocarla en el 30% del total.

La puesta en marcha del plan coincide con el lanzamiento de marcas como Sweno, un operador de servicios que comercializará desde energía a alarmas o líneas móviles. También con la integración de Viajes El Corte Inglés com Logitravel para crear un líder del sector turístico.

“El plan es un proyecto realista pero ambicioso”, explicó Marta Álvarez a los accionistas.

El golpe de la pandemia fue de 4.800 millones

En el que probablemente fue el año más difícil de su historia, El Corte Inglés vio como las ventas se desplomaban el 31,6% y pasaban de 15.261 millones a 10.432 millones.

El golpe fue de 4.800 millones de euros, incluso superior a los 4.400 millones que auguró la agencia de calificación en junio de 2020. Los rebrotes durante la segunda mitad del año motivaron que el impacto de la pandemia fuera incluso mayor al esperado.

Sin embargo, la cifra más llamativa del año fueron las pérdidas de 2.945 millones, provocadas por las provisiones extraordinarias realizadas principalmente por el deterioro del valor de sus inmuebles. Pese a la caída, el gigante de la distribución celebró haber cerrado el año con un Ebitda positivo de 142 millones, un descenso del 88,4% frente a los 1.225 millones cosechados antes de la pandemia.

Moody’s avisa que El Corte Inglés nunca recuperará los niveles ‘prepandemia’

Las previsiones de la empresa chocan con las de Moody’s. En su último informe, la agencia de calificación augura unos ingresos de 13.769 millones de euros para el ejercicio 2023/2024 frente a los 15.261 cosechados en la campaña 2019/2020.

La firma actualizó a comienzos de julio la nota de los grandes almacenes. La mantuvo en Ba1, en la categoría de ‘bono basura’, con una perspectiva negativa; el mismo estado en el que estaba antes de la última revisión, algo que se valoró de forma positiva dentro de la compañía.

Si bien destacó la solidez de la marca El Corte Inglés y los avances en el comercio online, Moody’s ve inviable una recuperación de los ingresos a medio plazo. El golpe de la pandemia y los nuevos hábitos de consumo harán que los niveles anteriores al coronavirus no regresen, aunque sí habrá un crecimiento desde los 10.432 millones de euros que la organización facturó en el año fiscal 2020/2021 –cerrado el 28 de febrero–.

Las previsiones de la agencia señalan que la cifra de negocio subirá en el ejercicio actual hasta los 11.615 millones. Para la campaña 2022/2023 el dato escalará hasta los 12.915 y ya en la temporada 2023/2024 los ingresos serán de 13.769 millones de euros.

Carles Huguet