El Corte Inglés extiende su ERTE a Andalucía por las restricciones

Los grandes almacenes ya aplican despidos temporales en Cataluña, Asturias, Castilla y León, algunos de sus restaurantes y en toda la división de viajes

A medida que avanzan las restricciones por el coronavirus, El Corte Inglés extiende su plan de ajustes laborales. Tras aplicarlo en Cataluña, Asturias y Castilla y León así como en algunos de sus restaurantes y la división de viajes, los grandes almacenes extendieron este lunes sus despidos temporales a Andalucía.

Según informó el sindicato Comisiones Obreras, la compañía que preside Marta Álvarez presentó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) parcial para la plantilla de la comunidad autónoma. Con los detalles de las bajas todavía por determinar, está previsto que recorte el 25% de la jornada laboral de los trabajadores a excepción de la plantilla ubicada en Granada, donde el ERTE será total.

El correctivo se debe a las medidas adoptadas por la región, que implican el cierre perimetral por municipios, la ampliación del toque de queda y la obligación de bajar la persiana a toda actividad no esencial a partir de las 18.00 horas. 

El Corte Inglés se negó a complementar el salario de los afectados por el ERTE

Las limitaciones, adoptadas de forma general en todo el territorio, son incluso más restrictivas en la provincia de Granada, donde directamente se optó por el cese total de las actividades a excepción de las consideradas esenciales.

En el comunicado emitido, los representantes de los trabajadores exigieron que los empleados afectados se reubicasen en otros departamentos para atender a la venta online y que, en caso de no ser posible encontrar un nuevo destino, la compañía complementase el salario de los afectados hasta el 100%.

Sin embargo, la firma no está por la labor de aportar la remuneración perdida. Fuentes de los grandes almacenes explican a Economía Digital que, a diferencia del ERTE aplicado durante el primer estado de alarma, el sueldo no se complementará porque “el objetivo es preservar el empleo”.

El reguero de ERTEs de El Corte Inglés

Los despidos en Andalucía se suman al reguero de bajas temporales que El Corte Inglés ha dejado en las últimas semanas. El pasado viernes la organización anunció a los sindicatos que los restaurantes y cafeterías de los centros comerciales de Cantabria y Murcia también se verían afectados.

“La empresa ha comunicado a la comisión sindical que, debido a las distintas restricciones que están sufriendo las actividades de hostelería y restauración tras las distintas órdenes publicadas en las comunidades autónomas de Cantabria y Murcia, extenderá el ERTE por fuerza mayor a la plantilla de esas áreas en los centros afectados”, lamentaban en una nota conjunta los sindicatos CCOO, Fasga, Fetico y UGT.

También están afectados los trabajadores de las tiendas de Cataluña, Asturias y Castilla y León, aunque todavía no se ha concretado el número de empleados afectados en cada comunidad. La primera restringió el espacio abierto al público a 800 metros cuadrados con un 30% del aforo. Las otras dos directamente obligaron a los establecimientos a bajar la persiana.

De este modo, cada vez son más las personas que vuelven a someterse a un segundo ERTE después del que El Corte Inglés presentó en primavera y no levantó hasta el mes de junio. Los únicos que quedaron afectados por el ajuste original fueron los trabajadores de Viajes El Corte Inglés, con una reducción de jornada del 80%. La agencia (Vecisa) tiene cerradas más de la mitad de sus oficinas y ha reducido el horario del resto ante el hundimiento del turismo en España y los rebrotes de coronavirus.