El Corte Inglés quiere igualar las comisiones por venta entre la plantilla e incluir un mínimo fijo

Los grandes almacenes negocian con la plantilla el plan de comisiones por venta tras el descontento expresado por los trabajadores después de siete años con el mismo mecanismo

Una trabajadora de El Corte Inglés de Córdoba, durante la pasada primavera. EFE/Salas

Una trabajadora de El Corte Inglés de Córdoba, durante la pasada primavera. EFE/Salas

Siete años después, El Corte Inglés se ha propuesto modificar el sistema de incentivos por venta de la plantilla. Los grandes almacenes quieren clarificar el mecanismo de comisiones por el que sus trabajadores obtenían un porcentaje de los artículos que comercializaban. La misión es adaptarlo a los cambios en los hábitos de consumo de los clientes y conseguir que sea más transparentes después de las quejas de los empleados en los test de bienestar hechos.

Los grandes almacenes y los principales sindicatos —Fasga, Fetico, UGT y CCOO— comenzaron este miércoles las negociaciones para actualizar el sistema actual, vigente desde 2014. Según explicó el comité de empresa en un comunicado el nuevo sistema seguirá siendo “de carácter individual”, pero se tratará de ofrecer mayor claridad a la plantilla sobre los incentivos que van a percibir. “Ahora nadie sabía lo que iba a cobrar”, lamentan fuentes de la plantilla en conversación con Economía Digital.

Las conversaciones todavía no entraron a tratar el porcentaje de las comisiones, los mínimos a percibir y a qué parte de los vendedores irá dirigido. Sin embargo, la compañía ya dejó claro que quiere eliminar los sistemas colectivos y aplicarlo de manera general a las diferentes divisiones.

“Se reordenará la venta mínima exenta a través de una cantidad mensual, genérica y constante para toda la plantilla en base a la jornada de cada trabajador y a partir de entonces se iniciará el cobro directo del incentivo”, propone la organización. El Corte Inglés también quiere eliminar las diferentes escalas de comisiones que existen ahora mismo tanto a nivel territorial como según la época del año en la que se realiza la venta. Los importes a percibir se liquidarán de forma mensual.

La última línea marcada por la dirección de la empresa fue la de “simplificar” las campañas especiales de incentivos que durante el año se ponen en marcha para productos específicos.

Los trabajadores quieren que todas las ventas tengan comisión

En la nota enviada a sus afiliados, los sindicatos dieron algunas claves de su postura en la negociación. Para empezar, que no haya parte de la venta hecha por los trabajadores que esté exenta de incentivos. “Dificulta el cálculo”, se justificaron.

Además, el comité de empresa quiere hacer extensivo el programa a parte de la plantilla que ahora mismo no está incluida en el sistema. Un ejemplo es todo el personal dedicado al negocio online, que no puede beneficiarse de los incentivos que sí tienen los vendedores en tienda física.

“Queremos que el nuevo sistema sea motivador y claro, que se pueda entender para que todos los trabajadores sepan en todo momento los importes que van a cobrar”, señalaron en el comunicado.

Carles Huguet