El Gobierno interfiere en el ERE de Caixabank

Yolanda Díaz ve “muy preocupante” las cifras que Caixabank ha puesto encima de la mesa y asegura que el Gobierno mitigará el golpe

Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. EFE/Luca Piergiovanni

Yolanda Díaz culpa del retraso en los presupuestos a la “cultura masculina”. EFE

La ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díazcree que es “muy preocupante” las cifras que Caixabank ha puesto encima de la mesa. La entidad quiere aplicar un ERE para casi 8.300 personas después de absorber Bankia.

“Me consta que el Gobierno está trabajando para mitigar lo que está pasando”, explicaba este viernes en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Economía Digital. El Estado es el segundo accionista de la nueva entidad, con el 16,1% del capital.   

Díaz ya alertó antes de la fusión de que fuera a producirse un ajuste de empleo de estas características y advirtió que las entidades financieras “se jugaban su reputación, ahora lo vuelvo a decir”, ha expresado.  

Asimismo, ha recalcado que el tamaño de los ERE que ha planteado la banca – también BBVA quiere aplicar un despido colectivo para 3.800 personas- “es un tema de bastante enjundia, que desde luego es incomprensible”.

La ministra ha recordado que en España hay casi 4 millones de parados, los pequeños empresarios lo están pasando muy mal, y esto, “no es lo que necesitamos en este momento”.

Y aunque reconoce que las grandes entidades financieras no se han acogido a los ERTE durante la crisis y por tanto, no han recibido dinero público, “no es comprensible, que en una crisis de estas características se esté acudiendo a este mecanismo”.

Además, ha comentado que esto tiene otros riesgos que afectan a los consumidores y es la desaparición de oficinas bancarias, con lo que implica sobre todo para las poblaciones con personas mayores.

“Creo que esto no es asumible por la sociedad en este momento” ha recalcado, pero a su vez ha justificado que los ERE que se están anunciando no tiene que ver con la pandemia sino que la reestructuración del sector financiero, es un fenómeno que venía de antes.

Díaz y Calviño, alineadas para limitar salarios en la banca

Al ser preguntada sobre si se deberían limitar los sueldos de los banqueros, tal y como ha apuntado Nadia Calviño dos veces esta semana, Díaz se ha alineado con las palabras de la vicepresidenta segunda del Gobierno.

Calviño abrió este debate de muchísimo interés, hablamos mucho del SMI y poco de los salarios de los grandes responsables de entidades financieras”, ha comentado. En su opinión, hay cifras en la banca “que son bastante llamativas”.

Y es que Nadia Calviño ha alertado dos veces esta semana sobre los elevados salarios y los bonus que cobran los altos cargos de la banca española. Y lo ha hecho en la misma semana que se ha conocido esta lluvia de despidos en el sector, que destruirá más de 14.000 empleos.

El miércoles declaró en el Congreso que había compartido su “preocupación” con Caixabank y con el Banco de España después de conocer las cifras del ERE que quiere llevar a cabo la entidad que preside José Ignacio Goirigolzari.

La ministra de Economía pidió entonces a los bancos “responsabilidad” y que buscaran todas las alternativas posibles para minimizar el impacto negativo de las fusiones sobre el empleo. Y calificó como “inaceptables” los sueldos de los directivos de la banca porque se trata de remuneraciones “que no se corresponden con la situación económica del país y aun menos en entidades que anuncian fuertes recortes de personal y cierres de oficinas”.

Ante esta situación advirtió de que su ministerio seguirá marcando “claramente” una línea para que se minimice el impacto negativo sobre el empleo durante el periodo de negociación.

Este mismo jueves insistía en su mensaje, lo hizo en una videoconferencia con corresponsales extranjeros, según recoge Reuters. En la misma, explicó que el Gobierno ya trabaja con el Banco de España para encontrar formas de controlar estos salarios.

Paralelamente, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, también aprovechó este jueves para recordar a Caixabank y BBVA las ayudas públicas que recibieron en la anterior crisis para que se planteen las cifras de los ERE que prevén poner en marcha.

Escrivá fue preguntado durante una rueda de prensa sobre los despidos que se han conocido en estos dos últimos días y en su respuesta invitó a reflexionar a los dirigentes de las instituciones financieras sobre “hasta qué punto se ha protegido al sector para evitar males mayores”.

En concreto, hizo alusión a la crisis financiera donde la banca recibió “ayudas muy importantes, algunas pendientes” para que las tengan en cuenta a la hora de hacer ajustes de personal. El ministro especificó que las ayudas públicas no solo sirvieron para limpiar sus balances, también para mantener la solvencia del sistema.