Galán declarará ante el juez el 18 de enero por el caso ‘Tandem’

El presidente de Iberdrola tendrá que dar explicaciones por la presunta contratación del excomisario Villarejo para realizar trabajos de espionaje

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, declarará el 18 de enero como investigado por el caso ‘Tandem’. EFE

Ignacio Sánchez Galán ya tiene fecha para declarar como investigado por el caso ‘Tandem’. El juez ha citado al presidente de Iberdrola el próximo 18 de enero para que dé explicaciones por la presunta contratación del excomisario José Manuel Villarejo, que salpica a buena parte de la cúpula directiva de la compañía energética española.

Medio año después de que el magistrado instructor le imputara por su supuesta participación en esta trama de espionaje, Galán deberá pasar por el banquillo para dar cuenta de su relación con el policía jubilado. Está acusado de los delitos de cohecho, contra la intimidad de las personas y falsedad documental en una de las piezas separadas de esta macroinvestigación judicial.

La ronda de declaraciones que ha programado la Audiencia Nacional también llevará a los juzgados a lo largo del mes de enero al número dos de la compañía, Francisco Martínez Córcoles. Coincidirá en el banquillo con antiguos dirigentes de Iberdrola como el exconsejero delegado, Fernando Becker, o el que fuera responsable del Gabinete de Presidencia, Rafael Orbegozo.

La fase de instrucción ha colocado a los cuatro directivos como los presuntos responsables de orquestar diferentes operaciones de espionaje para obtener información de rivales empresariales. Entre ellos, figura el presidente de ACS, Florentino Pérez, lo que ha desatado una batalla particular con Galán.

El origen de la investigación data del año 2019, cuando uno de los empleados de Iberdrola, José Antonio del Olmo, denunció las presuntas facturas falsas que Iberdrola había utilizado para ocultar los pagos que realizaba a Villarejo a través de la empresa Cenyt. La clave pasa ahora por demostrar si Galán estaba al tanto o no de todos estos movimientos.

El calendario judicial amenaza los negocios de Iberdrola en Estados Unidos

La citación no podría haber llegado en un peor momento para el presidente de Iberdrola. Su declaración se producirá en un momento delicado por las dificultades que están poniendo los reguladores de Estados Unidos para que la compañía cierre una de sus operaciones estrella: la fusión de su filial Avangrid con empresa local PNM Resources.

Iberdrola pretendía poner en marcha esta operación, valorada en 7.100 millones de euros, pero la mala reputación provocada por la investigación de Villarejo ha llevado a cinco miembros de la Comisión de Regulación del estado de Nuevo México a plantear su rechazo.

El informe que los reguladores publicaron hace ya un mes no solo cuestionaba la idoneidad de Iberdrola para cerrar la operación por la causa judicial que mantiene abierta, sino que apuntaba también contra la figura del propio Galán, a título individual. “Es relevante y muy preocupante”, reflejaron los examinadores.