El juez obliga a Sánchez Galán a declarar en persona en el juicio del caso Villarejo

La Audiencia Nacional tumba la petición del presidente de Iberdrola para comparecer por videoconferencia debido al repunte de los contagios

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, declarará el 18 de enero como investigado por el caso ‘Tandem’. EFE

Ignacio Sánchez Galán tendrá que testificar en persona como acusado en el juicio que investiga los espionajes del comisario José Manuel Villarejo. La Audiencia Nacional ha tumbado la propuesta del presidente de Iberdrola, que había solicitado comparecer por una videoconferencia debido al riesgo de contagiarse de coronavirus en plena sexta oleada de la pandemia.

El juez instructor de la causa, Manuel García-Castellón, ha echado por tierra la petición ya que considera que la posibilidad de utilizar las vías telemáticas es algo excepcional. No ha dado como válido el argumento de que Galán forma parte de un grupo demográfico de riesgo ante un hipotético contagio de la Covid-19, según ha publicado Europa Press.

“No se razona qué interés de utilidad o conveniencia para la causa puede presentar la declaración en los términos expuestos (…), ni se alude a motivos de orden público o seguridad como fundamento, sino que solo se hacen genéricas referencias a la situación sanitaria”, ha argumentado el juez.

Castellón solo ha abierto la puerta a una intervención mediante videoconferencia si su situación pudiese suponer un problema personal de salud o una amenaza para el orden público, en el caso de que ya se encontrara enfermo o de que sufriera algún tipo de imposibilidad que le impidiera presentarse ante la sede judicial.

“En el caso que se pretendiera hacer la declaración desde el propio domicilio del investigado, ello impediría de dar fe de la validez del acto”, ha remarcado el magistrado instructor de esta pieza del caso Villarejo.

La defensa de Galán había intentado evitar la declaración presencial, argumentando la actual situación de la pandemia, después de que la variante ómicron se haya demostrado más transmisible y menos eficaz contra las actuales vacunas. En su alegato, había insistido en que el presidente de Iberdrola había sustituido ya todas las reuniones laborales a citas telemáticas.

El presidente de Iberdrola intenta minimizar su exposición en el juicio

El intento fallido de Galán se produce en un momento en el que su imputación en el juicio del caso Villarejo ya se estaba traduciendo en los primeros problemas de índole empresarial. Los reguladores de Nuevo México tumbaron en diciembre adquisición de la empresa PNM Resources precisamente por las dudas que suponía el proceso judicial, lo que desbarató una operación valorada en 3.600 millones de euros.

La decisión del juez obligará a Galán a presentarse en los juzgados el próximo 18 de enero para dar explicaciones sobre la presunta contratación de Villarejo para obtener información de rivales empresariales, como el presidente de ACS, Florentino Pérez. Está acusado de los delitos de cohecho, contra la intimidad de las personas y falsedad documental.

En la ronda también está prevista la declaración de otros de los miembros de la cúpula de la compañía energética como el número dos de la empresa, Francisco Martínez Córcoles. Coincidirá en el banquillo con antiguos dirigentes como el exconsejero delegado, Fernando Becker, o el que fuera responsable del Gabinete de Presidencia, Rafael Orbegozo.