Lidl abrirá 40 supermercados en España en 2022 con una inversión de 400 millones

La cadena afronta un plan de expansión que se está traduciendo en un incremento de su implantación territorial y un aumento de la facturación

lidl tienda

Lidl tienda. Foto de Archivo

La cadena de supermercados Lidl ha comunicado que prevé invertir 400 millones de euros para la apertura de al menos 40 tiendas en España durante este 2022. De esta manera, la firma afronta un plan de expansión que se está traduciendo en un incremento de su implantación territorial y un aumento de la facturación.

Así lo ha informado el director corporativo de la cadena, Ferran Figueras, que ha presentado este martes los datos del Informe de Impacto Corporativo 2020 de Lidl en el país, elaborado por la consultora PwC, en la que ha subrayado que la compañía hará un «esfuerzo de contención» para que los precios de sus referencias sigan siendo competitivos a pesar del escenario inflacionista.

«El compromiso de Lidl con España es firme y seguiremos abriendo tiendas y comprando producto español. Tenemos un plan de inversiones para 2021-2024 de 1.500 millones de euros para superar las 150 tiendas y abrir cuatro nuevas plataformas logísticas, y en 2022 invertiremos 400 millones de euros para la apertura de al menos 40 tiendas», ha avanzado Figueras.

TIenda Lidl. Foto de Archivo

Tras un 2020 marcado por el cierre de la hostelería y la restauración, con el consiguiente trasvase del gasto de las familias a las cadenas de distribución, el director ha asegurado que la normalidad no ha causado el previsto impacto negativo en la venta de productos de alimentación en el 2021 gracias a la estrategia de «fidelización de los clientes» y la adaptación a las necesidades de un nuevo consumidor pospandémico, que ha cambiado de hábitos y es capaz de pagar más por los productos de proximidad.

Desde Lidl han logrado mejorar los costes mejorando la imagen general de la cadena en un contexto de fuerte competencia. De hecho, durante la rueda de prensa, Figueras ha confesado que entre el 2019 y el 2020 las ventas de Lidl aumentaron el 9,7% hasta los 4.825 millones de euros mientras que paralelamente los beneficios pasaron de 176 millones a 151 millones, con una caída del 13%, debido al esfuerzo promocional de contención de precios y a las medidas de seguridad por la pandemia.

Respecto a su último ejercicio fiscal, que se cierra este mes de febrero, la compañía confía en alcanzar los 5.000 millones de euros de ventas. «Nos gustaría y la línea que llevamos confirma que podemos a ese nivel, pero aún quedan semanas para confirmarlo y esperamos estar en esos resultados, ha reconocido el director general corporativo de Lidl en España.

Avatar