Nueva estafa: suplantan por correo a Banc Sabadell para sustraer información bancaria

Los ciberdelincuentes envían un correo electrónico a las víctimas en el cual les alertan acerca de un supuesto problema con la activación de la tarjeta de crédito

Centro corporatico de Banco Sabadell en San Cugat del Vallés

Centro corporatico de Banco Sabadell en San Cugat del Vallés

Nuevo caso de ‘phishing’, una práctica utilizada por los ciberdelincuentes para sustraer contraseñas e información bancaria o confidencial. En concreto, los estafadores envían un correo electrónico a las víctimas en el cual les alertan acerca de un supuesto problema con la activación de la tarjeta de crédito.

La persona que recibe el correo electrónico puede pensar que se trata de un correo legítimo enviado por la entidad financiera, ya que si comprueba el remitente del correo, se utiliza un dominio de Banco Sabadell. Sin embargo, conviene tener en cuenta, que no es difícil hacer creer que un correo proviene de un remitente, a pesar de que en realidad provenga de otra dirección.

Además, el hecho de que esté redactado sin faltas de ortografía, si bien es un texto muy corto, puede hacer pensar a la persona que recibe el correo que es la entidad financiera la que ha llevado a cabo el envío, cuando en realidad, se trata de una estafa.

El objetivo de los ciberdelincuentes es que la víctima haga clic en el enlace que contiene el correo electrónico. Una vez se pincha en la URL, se redirige a una página web en la que aparentemente se puede acceder a la cuenta del Banco Sabadell.

A pesar de que la página web puede parecer la de la entidad financiera, puesto que utiliza la imagen corporativa y los colores característicos del banco, en realidad se trata de un portal fabricado por los estafadores, para obtener los datos de acceso a nuestra cuenta bancario y a medios de pago como la tarjeta de crédito.

Recomendaciones Banco Sabadell

Para prevenir este tipo de situaciones y evitar ser víctima de un fraude en internet, Banco Sabadell recomienda que ante el recibo de un correo electrónico, SMS o llamada telefónica sospechosos, no facilitar la información personal.

También, sugiere que en el momento de efectuar una operación por Internet los clientes comprueben la información que aparece en el mensaje de la firma digital, donde se detalla el importe, antes de finalizarla.

Además, ante la sospecha de ser víctima de este tipo de fraude el banco recuerda que el equipo de atención está a disposición de los clientes las 24h para resolver cualquier cuestión o duda que pueda surgir.