Prisa: Oughourlian nombra a dos consejeros cercanos a Telefónica

El grupo de comunicación nombra a Javier Santiso y Rosauro Varo como consejeros independientes

El cambio de rumbo de Prisa que persiguen Joseph Oughourlian y Telefónica va tomando forma. Tras echar a Javier Monzón de la presidencia el pasado viernes, este martes el consejo de administración del grupo ya le ha sustituido en este organismo, y ha aprovechado para llenar también otra vacante.

Ambos puestos han sido para dos directivos cercanos a Telefónica, cuyo cambio de bando –pasó de apoyar al Santander y, por tanto, a Monzón, a sumarse a Amber en sus anhelos de un cambio de rumbo y la búsqueda de un comprador para el grupo o parte de él– dio la presidencia a Oughourlian: Javier Santiso y Rosauro Varo.

Prisa informó este martes por la noche de los nombramientos de estos dos empresarios como consejeros independientes, que sustituyen a Monzón y a Sonia Dulá, tras el informe favorable de la comisión de nombramientos.

Los nuevos consejeros de Prisa: Javier Santiso trabajó cinco años en Telefónica y Rosauro Varo es amigo de Álvarez-Pallete

Tienen, según el mismo, “las aptitudes profesionales y personales requeridas por el consejo de administración, en particular, transformación digital, emprendimiento, renovación generacional y participación activa en el ámbito de la cultura”.

Ambos tienen en común, además, sus vínculos con el gigante de las telecomunicaciones que preside José María Álvarez-Pallete. Rosauro Varo es conocido por ser el creador de Pepephone y tras su venta, invierte en numerosas empresas, como Cabify. También es accionista de Telefónica y amigo de Pallete. Santiso, inversor y gestor de fondos, dirigió durante cinco años el fondo de startups de Telefónica, hasta 2015.

Segundo golpe de Amber y Telefónica en Prisa en menos de una semana

Con estos nombramientos se consuma el golpe de mano de Telefónica, segundo accionista de Prisa, que gana poder en el consejo del grupo propietario de El País, la Cadena Ser y As, entre otros medios. Para la compañía, se trata del inicio del plan de sucesión de Monzón “dentro del proceso formal y ordenado de la compañía”.

Oughourlian, propietario del fondo Amber, primer accionista de Prisa con cerca del 30% de las acciones, ha tomado la presidencia de forma temporal con la intención de acelerar la venta de, al menos, su participación. El Santander, por su parte, ha perdido poder pero no renuncia a una fusión de Prisa con Vocento, opción que podría contar con el beneplácito del Gobierno de Pedro Sánchez.