Qatar ya devaluó su participación en El Corte Inglés antes de la pandemia

El jeque HBJ se vio obligado a rebajar el valor de su 10% de los grandes almacenes, aunque lejos de lo que aseguran algunas fuentes en el mercado

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

¿Cuánto vale hoy El Corte Inglés? Mucho ha llovido desde 2015, cuando el jeque qatarí Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani (HBJ) compró el 10% de los grandes almacenes por 1.000 millones de euros. El ecommerce ha pasado de ser una amenaza creciente a una realidad y la pandemia hizo un roto a sus ventas y echó por tierra sus esfuerzos para recortar la deuda. Así, pocos creen que la empresa cueste todavía lo que pagó. Y aunque el jeque había incrementado el valor de su participación en los libros de sus sociedades durante años, antes de la pandemia se vio obligado a revisarlo a la baja.

El magnate controla el 10,33% del gigante español de la distribución a través de Primefin, un vehículo inversor domiciliado en Luxemburgo. Según las cuentas del ejercicio 2019, HBJ pegó un tijeretazo de más de 100 millones de euros al valor de El Corte Inglés. Por ello, su porcentaje quedó afectado con una caída de 11,8 millones de euros que tuvo que anotarse como pérdidas en la cuenta de resultados.

Los ajustes realizados por el jeque qatarí muestran como el valor en libros de su participación pasó de los 1.159 millones de euros hasta los 1.147 millones. El inversor justifica la decisión por una previsión de menor crecimiento a largo plazo.

A pesar del recorte, los cálculos del accionista árabe son muy benevolentes para El Corte Inglés. Si se tiene en cuenta el precio que consideraba que costaban sus acciones al cierre de 2019, la valoración total de los grandes almacenes era de 11.103 millones de euros. Un año antes, la capitalización total de la compañía alcanzaba eso sí los 11.219 millones de euros; siempre por encima de los niveles en los que entró a la firma española.

A finales de 2020, El Corte Inglés destinó 300 millones a hacerse con el 4% de su capital, en manos de trabajadores

A la espera de conocer las cuentas de 2020, queda por ver como afectará la pandemia a la valoración que HBJ realizará de los centros comerciales cuando presente sus balances al registro mercantil de Luxemburgo. Sin embargo, las últimas acciones de la propia compañía dan a entender que el precio en libros de los títulos que ostenta Primefin estaría sustancialmente hinchado.

Para empezar, el plan de recompra de acciones que El Corte Inglés lanzó a finales de 2020 contemplaba un presupuesto de 300 millones de euros para hacerse con el 4% del capital que poseen sus empleados en pequeños paquetes de títulos, según El Confidencial. El precio final de la empresa no alcanzaría ni siquiera los 10.000 millones de euros en los que el qatarí aterrizó en la organización hace casi seis años.

En la misma operación abonó 2,5 millones de euros a su expresidente Dimas Gimeno por el porcentaje de la empresa que todavía ostentaba a título personal.

Las cuentas de El Corte Inglés durante la pandemia

Solamente la propia empresa sabe con exactitud la dureza con la que impactó el coronavirus a sus cuentas. Y, por ende, a su valoración. La información hecha pública hasta el momento revela que los grandes almacenes registraron un Ebitda negativo de 131 millones de euros entre marzo y agosto –su primer semestre fiscal– frente a las ganancias brutas de 440 millones obtenidas en el mismo periodo de 2019.

La sociedad que preside Marta Álvarez admitió un desplome de las ventas, que pasaron de 7.328 millones de euros en los primeros seis meses de 2019 a 4.489 millones en el mismo periodo de 2020; un descenso del 38%. La nota positiva: en el segundo trimestre los ingresos ya rondaban el 80% de lo habitual en la división de centros comerciales. Fuentes cercanas a la compañía explicaban que los establecimientos de ciudades secundarias y periféricos registran un mejor desempeño que las grandes tiendas de Madrid y Barcelona por culpa de la caída de visitantes y el impacto del teletrabajo.

Peor fue el golpe para la agencia de viajes, que prácticamente se quedó sin poder facturar nada y redujo su cifra de negocio en un 90%.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.