Patrocinado por

Repsol cerrará en dos semanas la compra del 40% de Hecate Energy

Repsol prevé cerrar en dos semanas la compra del 40% de Hecate Energy que aportará una cartera de 40 GW y su entrada en el campo de las renovables en Estados Unidos

La directora general de Cliente y Generación Baja en carbono en Repsol, María Victoria Zingoni,

La directora general de Cliente y Generación Baja en carbono en Repsol, María Victoria Zingoni,

Repsol prevé cerrar en las próximas dos semanas la compra del 40% de la compañía estadounidense Hecate Energy, especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de baterías para el almacenamiento de energía, con una cartera de 40 gigavatios (GW) que permitirá a la multinacional energética avanzar en su desarrollo en el campo de las energías renovables, en este caso en Estados Unidos.

Así lo ha señalado la directora general de Cliente y Generación Baja en carbono en Repsol, María Victoria Zingoni, durante su intervención en el XXXVIII seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander. 

Zingoni ha indicado que el Plan Estratégico 2021-2025 de Repsol fija como objetivo alcanzar una capacidad de generación de 7,5 gigavatios (GW) en el año 2025 y de 15 GW en 2030, desde los 3,3 GW actuales. Zingoni ha apuntado que la previsión es cerrar en las próximas dos semanas la transacción de Hecate Energy, que abre la puerta para Repsol a entrar a lo grande en el mercado de las renovables de Estados Unidos, un mercado en el que aún no había aterrizado la multinacional.

Hecate Energy, con sede en Chicago posee un número de proyectos que, entre todos, suman más de 40 gigavatios (GW). De ellos, 16,8 GW corresponden a proyectos fotovoltaicos y de almacenamiento asociado a estos activos, que se encuentran en fase avanzada de desarrollo. Otros 4,3 GW pertenecen a proyectos relacionados con las baterías de almacenamiento de energía.

Tres años para adquirir la totalidad

En este sentido, Hecate Energy ya aclaró en el momento del anuncio de la adquisición el pasado mes de mayo que Repsol podrá adquirir la totalidad del accionariado de la empresa una vez pase un plazo de tres años después de haberse llevado a cabo esta primera compra del 40% del mismo. Es importante para la española hacerse un hueco, explican a través de un comunicado, en el mercado estadounidense por sus condiciones orográficas, geográficas y climatológicas.

Estados Unidos es el segundo mayor productor del mundo de este tipo de energías, según los datos del anuario estadístico de la capacidad renovable que realiza Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) de 2021.

La gran mayoría de los activos de Hecate Energy están situados en los mercados eléctricos de ERCOT, WECC y PJM, mercados que se prevé que experimenten un gran crecimiento en la próxima década por los objetivos de reducción de emisiones de los estados que los integran.

En el momento del anuncio de la adquisición en mayo pasado, el presidente de Hecate Energy, David Tohir, sostuvo que la empresa “sigue posicionándose como una compañía líder en el desarrollo de proyectos renovables en Estados Unidos”.

En julio del año pasado Repsol ya anunció una alianza con Ibereólica Renovables, con una cartera de proyectos en Chile de más de 1,6 gigavatios (GW) hasta el ejercicio 2025 y la posibilidad de llegar a superar los 2,6 GW en el año 2030.

Se recupera el consumo de carburantes en estaciones de servicio

Zingoni ha indicado en su intervención que el entorno es todavía “complejo” pero la economía empieza a recuperarse, y aunque “normalmente” en el sector de la energía esa recuperación va “un poco más lenta”, constata que la demanda energética sigue creciendo por el aumento de la población y la mejora del nivel de vida media. 

Zingoni ha corroborado la recuperación del consumo en las estaciones de servicio tras un 2020 “muy difícil”, al moderarse la caída desde el retroceso del 25% del año pasado al 10%, si bien espera que se siga recuperando, sobre todo a medida que progrese la reactivación en la restauración y la aviación por su efecto. 

Ha indicado que todo dependerá de la evolución del precio del barril de Brent, ya que alrededor del 50% del precio final se explica por los impuestos, como al hidrocarburo y el IVA. En este sentido, ha indicado que el precio del Brent toco de media de 45 dólares y ahora ha subido hasta el entorno de los 75 dólares, lo que supone que por litro de gasolina o gasóleo el consumidor paga 18 o 20 céntimos más. 

En cualquier caso, ha indicado que el precio final dependerá de la oferta y la demanda, ya que la recuperación de la economía mundial tira de la demanda y, por el lado de la oferta, las empresas del sector apuestan por transitar a una economía sin huella de carbono e invierten menos en exploración y producción de hidrocarburos, lo que provoca “cierta tensión” En el precio de materias primas como el petróleo. 

Ante la inmediata bajada del IVA de la luz del 21% al 10% que aprobará este jueves el Gobierno, ha apuntado que habrá que ver cómo se comportan todos los distintos componentes, si bien ha recordado también que el componente de energía comporta casi el 50%, mientras que el coste de la potencia contratada algo menos del 30% y los impuestos entre un 20% y un 22%.

En cualquier caso, ha valorado que la bajada del IVA tendrá un “efecto coyuntural” para aliviar el impacto que supone el aumento del precio de la electricidad que “hoy se entiende como elevado”; al tiempo que sobre el alza de los precios de los derechos de emisión de CO2. que pagan las compañías por su emisión ha indicado que a Repsol “más que preocupación supone ocupación”, pero es la primera compañía que se comprometió a ser la primera compañía energética en ser neutra en emisiones para 2050.

Fondos europeos: 31 proyectos de 6.400 millones

En otro orden de cosas, Zingoni ha subrayado que los fondos europeos son una “enorme oportunidad” y por ello Repsol ha presentado 31 proyectos por un total de 6.500 millones de euros, por lo que la compañía “aplaude” esos fondos. 

Entre otros, ha indicado que la multinacional energética tiene proyectos para desarrollar el hidrógeno verde, economía circular, otros orientados a la eficiencia en vivienda, generación distribuida o movilidad eléctrica. 

“Queremos ser parte y somos parte del objetivo mayor de esos fondos”; ha enfatizado en referencia a la meta de la transición energética en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. 

La directora general de Cliente de Repsol ha recordado también que la compañía tiene el objetivo de instalar un punto de recarga cada 50 kilómetros y puntos adicionales en las grandes ciudades, hasta alcanzar más de 1.000 instalaciones.