Santander indemnizará con 68 millones a Andrea Orcel por no nombrarle consejero delegado

El nombramiento estaba previsto para enero de 2019 pero nunca se formalizó y acabó con una demanda del italiano al banco de Ana Botín

El Banco Santander pierde la batalla legal contra Andrea Orcel y tendrán que indemnizar al italiano con 68 millones de euros por no nombrarle consejero delegado pese a que el banco anunció que lo haría en 2018.

El banquero reclamaba 112 millones de euros al banco cántabro después de que retirase su oferta para convertirle en CEO del grupo. El nombramiento estaba previsto para enero de 2019 (tal y como anunció el Santander en septiembre de 2018) y Orcel pasaría a sustituir a José Antonio Álvarez quien se convertiría en vicepresidente del grupo.

Pero el fichaje, de 50 millones de euros, nunca se formalizó y acabó con una demanda del italiano al banco que preside Ana Botín. En concreto, Orcel reclamaba que se cumpliera el contrato o, en caso contrario, daños y perjuicios por 112 millones de euros, incluyendo el sueldo que dejó de cobrar en UBS (donde era miembro del comité ejecutivo) y el que podría haber percibido en Santander.

El Santander por su parte, ha defendido en este tiempo que el contrato nunca se formalizó porque no se dieron las condiciones al que estaba supeditado, y que solo se trató de una carta con las condiciones de la oferta, pero nunca de una oferta formal.

En concreto, Ana Botín decidió no seguir adelante con el fichaje casi cuatro meses después de anunciarlo al considerar inasumible tener que hacer frente a la totalidad del bonus al que se había comprometido.

Dos años y medio después, el juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid ha condenado a Santander a indemnizar con 68 millones de euros al banquero italiano, según adelanta este viernes Voz Pópuli. De ellos, 10 millones corresponden a indemnización por daños morales.

Fuentes financieras revelan que el Santander está «en desacuerdo» con esta decisión y recurrirán la sentencia. Desde el pasado mes de abril, Andrea Orcel es consejero delegado de Unicredit. Y Álvarez ha mantenido su cargo como CEO del Santander en todo este tiempo.