El Santander lanza una opa de 550 millones por el 8% de su filial mexicana

Este capital está en manos de accionistas minoritarios, la oferta supone una prima del del 24,3% sobre el precio de cierre de este jueves

El Banco Santander ha anunciado este viernes su intención de lanzar una oferta pública de adquisición (opa) en efectivo para recomprar todas las acciones de minoritarios de Santander México que no posee.

En concreto, del 8,3% del capital social de su filial mexicana, lo que implicaría una inversión de aproximadamente 550 millones de euros, según detalla el banco que preside Ana Botín en una nota este viernes.

Actualmente, el grupo es propietario del 91,7% de Santander México por lo que se haría con el 100% del capital. Después, cancelará la inscripción de acciones tanto en México como en Estados Unidos, es decir, la excluirá de bolsa.

La contraprestación prevista para los accionistas que acepten la oferta será de 24 pesos mexicanos por cada acción de Santander México y su equivalente por cada American Depositary Share, los títulos que cotizan en la Bolsa de Nueva York.

Esto supone una prima del 24,3% sobre el precio de cierre de las acciones de Santander México de este jueves 25 de marzo y del 23,6% sobre el precio promedio ponderado de las últimas 30 sesiones.

Santander ve potencial en México

El banco cántabro detalla que la operación valora las acciones de Santander México a un precio en línea con el precio objetivo medio de los analistas para los próximos 12 meses.

Y ofrecerá a los accionistas la posibilidad de desinvertir en un valor con liquidez limitada. Asimismo, destacan que la operación es positiva para los accionistas de Banco Santander, ya que mejora la capacidad de crecimiento y de generación de capital del grupo.

Además, es consistente con la estrategia de Grupo Santander de asignar su capital a países con mayor potencial de crecimiento.

El banco quiere cerrar la operación entre el segundo y tercer trimestre del año

“México es uno de los mercados principales del grupo y ofrece buenas perspectivas a largo plazo”, señalan.

La oferta estará sujeta a las condiciones habituales, entre ellas autorizaciones regulatorias, o la aprobación de la cancelación de la inscripción de las acciones de Santander México en la Bolsa Mexicana de Valores.

Esto requerirá la aceptación de al menos el 95% del capital social de Santander México en una junta extraordinaria de accionistas.

El banco prevé un retorno sobre el capital del 14%

Está previsto que la operación tenga un retorno sobre el capital invertido (ROIC) de aproximadamente el 14% y mejore el beneficio por acción (BPA) del banco un 0,8% en 2023.

A su vez, aumentará la capacidad de generación orgánica de capital del grupo y será neutral en valor neto tangible (TNAV) por acción.

La adquisición de la totalidad de las acciones en circulación reduciría la ratio de capital CET1 del grupo en aproximadamente 8 puntos básicos.

A cierre de 2020, el grupo tenía una ratio CET1 del 12,34%, por encima de su rango objetivo del 11-12%. Está previsto que la operación se cierre en el segundo o tercer trimestre del año.