El Santander reorganiza su filial británica: cambia de sede y reduce plantilla y oficinas

El banco cierra 111 sucursales, ajusta 600 puestos de trabajo, e invierte 170 millones en una nueva en Milton Keynes

Santander UK, la filial británica del banco que preside Ana Botín, también reorganiza su estructura para ahorrar costes.  

Esto ya se está haciendo en España, donde la entidad ha puesto en marcha el mayor ERE de su historia. Con él saldrán más de 3.500 trabajadores, se reubicarán a 1.500 y se cerrarán de 1.033 oficinas. 

En Reino Unido ha hecho lo propio, cerrar oficinas y reducir el número de trabajadores, además de cambiar de sede y apostar por el teletrabajo.  

En concreto, la entidad ha anunciado este jueves que cerrará una quinta parte de sus sucursales bancarias en el Reino Unido, ya que la tecnología y el trabajo en remoto parecen estar funcionando bien.  

Se perderán 600 puestos de trabajo

El banco cerrará 111 sucursales, lo que implica la pérdida de unos 600 puestos de trabajo. También reubicarán a otros 200 empleados.   

Las sucursales cerrarán a fines de agosto, dejando a Santander UK con una red de 452 oficinas. Asimismo, bajarán la persiana cuatro centros (Bootle, Newcastle, London Portman House y Manchester Deansgate) a fines de 2021. 

El banco cántabro explica en un comunicado que desde el inicio de la pandemia, el 85% del personal de oficina se ha quedado en casa, una situación que prevén mantener hasta al menos el 21 de junio. 

Precisamente por esto, ofrecerá a unos 5.000 empleados afectados por los cambios que combinen el trabajo desde casa y en oficina. 

Santander UK invierte 170 millones en la nueva sede

La nueva sede estará en Milton Keynes, junto con las bases en Belfast, Bradford, Glasgow, Londres y Sheffield. Para la creación de este nuevo campus, el banco ha invertido 150 millones de libras, esto son 170 millones de euros.  

“La pandemia ha acelerado la tendencia existente hacia un trabajo más flexible”, explica el consejero delegado de Santander UK, Nathan Bostock, en un comunicado. De esta manera, prevén obtener beneficios significativos. 

El Banco Santander anunció en octubre, durante la última junta de accionistas, que quiere aprovechar su escala para generar valor de forma orgánica y unificar sus negocios en Europa. 

Lo está haciendo mediante tres cambios: la integración de Santander Consumer Finance y Openbank; la creación de una de las mayores plataformas de pago en el mundo; y el desarrollo de One Europe.  

Con todo, prevé generar mayores ingresos y ahorrar costes adicionales. En concreto, quiere reducir costes de 1.000 millones de euros en España, Portugal, Reino Unido y Polonia en los próximos dos años.