El Santander experimenta en España la nueva app móvil para toda Europa

El banco dará servicio con la misma aplicación a 15 millones de clientes de España, Portugal, Reino Unido y Polonia

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. EFE

El concepto ‘One Santander’, con el que trabaja el banco que preside Ana Botín desde el pasado mes de septiembre, consiste en operar como un único banco en todo el mundo, pero el primer paso es conseguirlo en Europa. 

Aquí se ha puesto en marcha ‘One Europe’ un nuevo modelo de negocio que les permitirá generar mayores ingresos y ahorrar costes adicionales, según explicaron los directivos de la entidad en la última junta de accionistas.  

Al frente de este proceso está Antonio Simões, que es el responsable regional de Europa desde septiembre. Al directivo portugués le reportan los responsables de los cuatros países y él lo hace al consejero delegado del Grupo, José Antonio Álvarez. 

Su objetivo es ser más digitales y ofrecer productos similares en todos los países donde operan, con ello prevén ahorrar costes de 1.000 millones de euros. Y el primer país donde se han ajustado el cinturón es España. 

El banco cántabro anunció en diciembre un nuevo proceso de reestructuración de plantilla que culminará en 2021. Se trata de un ERE, el mayor de su historia, que afectará a unos 3.500 trabajadores que dejarán el banco y a otros 1.500 empleados que serán recolocados en empresas del Grupo. 

Otra de las novedades que adelantó Ana Botín era la creación de una aplicación móvil común para toda Europa, similar para sus 15 millones de clientes. También aquí el conejillo de indias ha sido España. 

Santander prueba en España su app

El pasado mes de septiembre, el banco lanzó la nueva app móvil para sus clientes españoles y el siguiente paso, en el que trabajan ahora, es exportar al resto de países las nuevas funcionalidades. 

El Santander quiere crear un modelo operativo común en cada una de las regiones donde está presente para dar soporte a los negocios, con plataformas tecnológicas comunes y operaciones automatizadas, aprovechando las oportunidades de servicios compartidos. 

Así que habrá un 80% de funciones similares en la app de España, Portugal, Reino Unido y Polonia, mientras que un 20% diferirá según el país. Pese a ello, el banco quiere avanzar hacia una uniformidad de producto.  

Por eso en España, como el lanzamiento ha sido muy reciente y se puede decir que aún está en ´fase beta´, se están ajustando algunos de los servicios que ofrecen en este canal digital.  

Sin embargo, los que funcionan bien y tienen un modelo fácilmente exportable ya han empezado a implantarse en las apps de otros países. Ahora el Santander prevé que esta transformación finalice en los próximos meses.  

Crecer rápido y aumentar la vinculación 

Con todos estos cambios, el objetivo de la entidad a medio plazo es crecer más rápido, de manera más rentable y aumentar la productividad. En concreto, se han propuesto incrementar las ventas digitales totales por encima del 50% desde el 44% actual.  

Otra de sus metas para 2021 es reforzar la vinculación de sus clientes y acceder a nuevas oportunidades de crecimiento a través de los ingresos por comisiones.  

El banco cobra hasta 240 euros al año a sus clientes menos vinculados

El banco ya dio un giro radical a su política de cuentas el año pasado. En noviembre unificó todas sus cuentas en una, Santander One. Y para evitar pagar comisiones, o lo que es lo mismo, para que el banco entienda que estás vinculado, establecieron tres requisitos.  

Ingresar la nómina o pensión, domiciliar tres recibos y tener contratado un producto de financiación (préstamos, hipoteca o renting), de ahorro (fondo de inversión, plan de pensiones, seguro de ahorro…) o de protección (seguro de hogar, auto, vida, accidentes…). 

Desde entonces, los clientes que sólo tengan la nómina o ingresos, o sólo un producto de ahorro, financiación o protección, pagan 120 euros al año por el mantenimiento de la cuenta y los servicios esenciales. Y los que no tengan nada, 240 euros al año. 

Esta nueva política de comisiones también se ha instalado primero en España, donde el banco experimenta todos sus productos antes de lanzarlos al resto de mercados. 

Por esta razón, el Banco Santander ha conseguido elevar a 5,2 millones el número de clientes digitales en España y también que 4 millones de clientes utilicen la app móvil.