El Santander traslada a los trabajadores de Openbank de la Castellana al Palacio de Guevara

La filial ubicó sus servicios centrales en 2017 en el número 24 del Paseo de la Castellana, perteneciente a Pontegadea

Ana Botín durante la presentación de Openbank.

Ana Botín durante la presentación de Openbank.

El banco 100% digital del Santander, Openbank, acaba de instalarse en el Palacio de los Condes de Guevara, en la madrileña plaza de Santa Bárbara (Alonso Martínez).

El palacete, que hasta hace unos meses estaba ocupado por BBVA aloja ahora a más de 200 empleados del banco cántabro. Los mismos, trabajaban en el 24 del Paseo de la Castellana desde el pasado 2017. 

Se trata de un edificio de tres plantas donde BBVA estuvo más de 20 años. La propiedad era del propio banco hasta que en 2018 decidió venderla a la entidad suiza UBS por más de 100 millones de euros. Después, siguieron instalados allí.  

El motivo de traslado es el aumento del número de clientes y empelados

En los últimos años trabajaba su centro de Innovación y también contaban con una oficina, pero el pasado 2020 decidieron mudarse a la Ciudad de la Vela, sede del banco y donde se ubica la mayoría del personal.  

Fue aquí cuando el banco de Ana Botín se interesó en él, pues la sede de Castellana empezaba a quedarse pequeña. Y es que el principal motivo del traslado es este, que la filial del Santander no para de crecer y el número de empleados también aumenta, según ha podido saber Economía Digital.  

De marzo de 2020 a marzo de 2021, Openbank ha sumado 285.000 nuevos clientes, casi el doble que en todo 2019 y en total han superado la barrera psicológica de los 1,5 millones en los cuatro países donde están asentados.  

Sin embargo, España es su principal mercado. Más que nada porque aquí llevan 24 años y no fue hasta 2019 cuando aterrizaron en Alemania. Un año más tarde y justo en el inicio de la pandemia, desembarcaron en Holanda y Portugal.  

Openbank se expande por Latinoamérica

También el pasado ejercicio consiguieron la licencia para empezar a trabajar en Argentina, así que ahora el Santander está ultimando el lanzamiento, que se prevé antes de la mitad de año, según fuentes cercanas a la compañía. 

El siguiente paso será México. Allí todavía están a la espera de recibir la licencia y no esperan poder arrancar hasta el próximo año. 

Openbank nació en 1995 pero fue en mayo de 2017 cuando el Santander dio un giro a su logo, página web y aplicación móvil para convirtiéndose en una entidad 100% digital, que solo cuenta con una oficina de representación. 

Este cambio coincidía con el aumento del uso de los canales digitales y los nuevos hábitos de los clientes en su manera de relacionarse con la banca. Desde entonces el crecimiento ha ido en aumento.  

Así, la subida de clientes de los últimos doce meses ha venido acompañado de un repunte del saldo medio de cuentas y depósitos que ha crecido en más de un 15% hasta alcanzar el nivel más alto de los últimos cinco años.  

Al mismo tiempo, la facturación a través del pago con tarjeta se ha elevado un 18% con respecto al año anterior, con un alza especialmente relevante en los pagos móviles, que se han incrementado casi un 78%. 

La inversión se dispara pese a la volatilidad del mercado 

También ha crecido con fuerza el servicio de inversión automatizada (roboadvisor) que se encarga de poner a trabajar el dinero de los clientes.

En 2020 esta plataforma registró un crecimiento del 112% en sus activos bajo gestión pese a la volatilidad del mercado.  A su vez, los fondos de inversión lograron un año récord en captaciones netas, aumentando en un 260% respecto al año anterior.  

Los planes de pensiones también incrementaron las captaciones en un 55% a pesar del cambio de fiscalidad de los mismos, pues a partir de este 2021 el límite para desgravar en la declaración de la renta baja de 8.000 a 2.000 euros.  

Asimismo, las operaciones de compraventa a través del bróker se multiplicaron por dos. 

Terminan la mudanza

Con todo, Openbank ha terminado la mudanza y ha aterrizado este mes de marzo en el número 2 de la plaza de Santa Bárbara de Madrid. Donde además han instalado un auditorio en el que podrán celebrar eventos cuando las circunstancias lo permitan.  

También aquí han apostado por un modelo de trabajo sin despachos, abierto y accesible como el que tenían en la antigua sede, propiedad de Pontegadea, lo sociedad inmobiliaria de Amancio Ortega.

Santander ubicó los servicios centrales hace más de tres años en el número 24 del Paseo de la Castellana, muy próximos a su única sucursal. Este 2021 comienza una nueva etapa, pero mantendrán el edificio antiguo para otros servicios del banco.