Una de cada cuatro pymes catalanas ve en riesgo su actividad por la subida de la energía

Pimec reclama bajadas del precio de la luz hasta los 60 euros el megawatio para las tecnologías que no usan gas

La subida del precio de la energía se ha convertido en el gran reto de las empresas, que ven sus costes multiplicados y no siempre pueden trasladarlos al precio. Las pequeñas y medianas empresas, que representan la gran mayoría del tejido productivo, lo sufren hasta el punto que una de cada cuatro pymes catalanas ven en riesgo su actividad.

El 25% de los pequeños y medianos empresarios de Cataluña asegura que la subida de la luz y el gas amenaza su negocio hasta el punto de comprometerlo, según una encuesta de Pimec. Este porcentaje ha subido en nueve puntos respecto al anterior estudio de la principal patronal de pymes de la región, en 2021.

Además, otro 40% de las pymes advierte que si se mantienen los precios energéticos en los niveles actuales, les afecta de manera preocupante, por lo que dos de cada tres empresas catalanas se ven afectadas de forma significativa por los altos precios de la electricidad, pese a la excepción ibérica, y del gas.

Más de la mitad de estas empresas ha trasladado las subidas del precio de la energía a los precios, aunque solo un 10,7% de forma significativa. Lo más preocupante, para esta organización, es que el 42,3% no los sube porque las situaciones del mercado no se lo permiten, por lo que el precio de la luz y el gas se ha comido todo el margen, lo que las deja en riesgo de viabilidad.

Y es que el precio de la luz supone ya el primer gasto para una de cada tres pequeñas y medianas empresas catalanas, mientras que para otro 19% es la segunda partida de gasto. En el caso de las pymes que hacen un uso intensivo del gas, el 71% ha tenido que hacer parones o una reducción de producción por la subida de esta energía.

Pimec pide un tope de 60 euros mw/h

El presidente de Pimec, Antoni Cañete, ha destacado que las pymes en riesgo de viabilidad pueden dejar en la calle a 480.000 empleados y ha pedido medidas urgentes: “Hay que actuar en los próximos tres meses, no puede ser que las decisiones en energía se demoren en el tiempo, porque perdemos coste de oportunidad”.

La patronal de la pequeña y mediana empresa de Cataluña ha pedido que se profundice en la excepción ibérica y se baje el precio de las tecnologías inframarginales –todas las que no usan gas– a 60 euros el mw/hora. “Hay contratos bilaterales a ese precio. Eso significa que es posible”.

Xavier Alegret