De la consultora Deloitte, a los licuados bio de Dietox

stop

Virginie Rogé creó con 27 años esta empresa que duplica cada año sus ventas y que prevé el desembarco en varios países de Europa

Virginie Rodé, propietaria y fundadora de Dietox

en Barcelona, 12 de mayo de 2015 (17:28 CET)

¿Qué son esos licuados que se han puesto de moda y que permiten depurar el organismo? Se trata de unas bebidas elaboradas a base de frutas, verduras y algunos "superalimentos" que permiten limpiar el cuerpo de los excesos y caprichos que el común de los mortales se da de vez en cuando.

Aunque estos zumos ya llevan años tomándose en Estados Unidos, los primeros llegaron a España hace apenas dos años de la mano de la joven Virginie Rogé, quien dejó su trabajo en la consultora Deloitte para hacer un MBA en IESE y después montar su propia empresa. ¿Algo arriesgado en tiempos de crisis? "Todo el mundo creía que estaba loca porque con 27 años creé la empresa", explica Rogé a Economía Digital.

Esta emprendedora vivió durante medio año en Nueva York y allí conoció el "lunes depurativo" en el que incluso los grandes empresarios de Wall Street se pasaban todo el día tomando líquidos para sentirse mejor por dentro. Sin embargo, Rogé quería ir un poco más allá y crear unas bebidas 100% saludables y bio. Por ello, se puso en contacto con una nutricionista de la Clínica Teknon de Barcelona, Montse Folch, que le ayudó en crear las primeras fórmulas para lanzar Dietox.

Planes de uno a tres días

Se trata de seis licuados, cada uno de ellos se debe tomar en una franja horaria determinada y hay planes más o menos agresivos, según lo que necesite cada uno, que van desde un día a tres sin tomar sólidos, sólo estos zumos y algún té. "Primero lo testeé en mi casa de una forma muy casera y la gente venía, los probaba y los compraba. Se optó por seis zumos porque son los necesarios para no pasar hambre. Y está pensado como una dieta puntual porque hay días para disfrutar de la comida y otros Dietox", asegura Rogé.


https://www.economiadigital.es/uploads/s1/34/26/60/set-dietox-42660.jpg?t=1431444581

Tras las primeras pruebas y ver que el producto gustaba, Rogé constituyó la sociedad y comenzó a formar un equipo. En la actualidad ya son seis personas trabajando a tiempo completo para Dietox, que ya cuenta con un veintena de proveedores. Los planes cuestan desde 50 euros el de un día hasta 130 euros el de tres. Y también se han creado otros específicos de más tiempo que combinan los licuados con una dieta equilibrada.

El centro, en Barcelona

"Tanto el desarrollo del producto como el diseño se realiza desde las oficinas de Barcelona pero nosotros no somos fabricantes. El producto nos viene de Holanda, de un centro bio, aunque otros artículos de cosmética que tenemos se producen en otros centros. Luego todo se almacena en una nave que tenemos en Mercabarna para comenzar a distribuir a los clientes", detalla esta joven cuyo acento revela que su madre es francesa, aunque su padre es andorrano. Además, cada seis meses cambian el sabor de los licuados.

Rogé lo tiene claro y no quiere que Dietox sea una firma de licuados. "Somos un estilo de vida", subraya. Por ello, aunque comenzaron con estos zumos depurativos, también ofrecen ahora exfoliantes, infusiones, cremas para el cuerpo e incluso vídeos para praticar yoga y otros deportes. El target de Dietox son mujeres de entre 25 y 45 años. El 80% de los clientes actuales son mujeres y el 20% restante hombres, aunque la firma espera que el porcentaje varíe con el tiempo.

Duplicar ventas en 2015

El éxito de este producto o "estilo de vida" se refleja en las cuentas ya que, según Rogé, la mitad de los que prueban Dietox repite a los seis meses.

En 2013 la firma ya facturaba 366.000 euros y apenas un año después duplicaba esta cifra. Por ello, se decidió buscar financiación extra y crear un plan de crecimiento algo más ambicioso. Así, el pasado marzo Cabiedes and Partners y Farday Venture Partners decidieron poner medio millón de euros en el proyecto y entrar en el capital. La compañía, tras esta inyección, está valorada en más de dos millones de euros.

"Soy todavía accionista mayoritaria y controlo el 75% de la compañía", señala Rogé, quien confiesa que este aporte de dinero extra permitirá a la firma abrirse paso en Inglaterra este mismo año y en Alemania en un futuro próximo y contar con un centro de logística, además, en Francia e Italia donde ya opera la compañía, pero desde España.

Además, se prevé ampliar la gama de productos y crear una app. "Esperamos poder duplicar ventas también en 2015 y comenzar a vender nuestros productos en tiendas físicas como los centros El Corte Inglés y gimnasios de lujo", concluye esta empresaria.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad