Los reyes de alquiler de gimnasios 'on line' buscan hasta dos millones para crecer

stop

Silvia y Ricard Canela abren una ronda de financiación para consolidar el negocio en España, acelerar la internacionalización y mejorar la aplicación móvil

Los emprendedores Ricard Canela y Silvia Canela, fundadores de Gymadvisor

en Barcelona, 27 de marzo de 2015 (11:03 CET)

Pasar por delante de un gimnasio, comprar una entrada desde el móvil y poder usar sus instalaciones y servicios durante una hora sin ningún tipo de compromiso. Sólo se paga por el uso. "Este es el objetivo de Gymadvisor", señala una de sus fundadoras, Silvia Canela. 

Su aventura empresarial se remonta a diciembre de 2013, cuando inició el proyecto junto a su hermano Ricard. Se centraron en un sector que conocen como su propia casa y del que han recibido multitud de inputs desde que se adentraron en el mundo laboral, ya que son hijos del impulsor y propietario de la cadena de gimnasios Dir, Ramon Canela. Ahora, tras cerrar el ejercicio con una facturación de 145.000 euros en su primer año de vida, Gymadvisor abre su primera ronda de financiación con la que buscan entre 1,5 y 2 millones de euros. 

Portal GymAdvisor

Ponen el foco en business angels o en cerrar un pacto llamado Media for equity; una figura de inversión que pasa por ceder acciones a cambio de, básicamente, publicidad. 

Herramienta en el 20% del sector en España 

"Estamos en un punto de inflexión", señala Canela. Los hermanos destinarán el capital a consolidar su presencia de España, donde su herramienta llega ya al 20% del sector; acelerar su internacionalización (ha llegado a gimnasios de Holanda, Reino Unido, Italia y Bulgaria, estos dos últimos mediante franquicias) y mejorar su aplicación móvil, cuya última versión verá la luz en unas dos semanas. 

En tan sólo un año en marcha han conseguido una tarjeta de presentación que incluye una comunidad de usuarios de más de 22.000 personas, 800 gimnasios (el 20% en España, con Barcelona y Madrid como plazas principales), más de 2.200 ofertas distintas y una plantilla de 10 personas. 

Origenes 

Con todo, sus orígenes son similares a cualquier otra aventura empresarial. El primer programador de Gymadvisor era un amigo de la infancia de Silvia, tiraron con el capital aportado por la triple F (amigos, familia y locos en inglés: friends, family and fools) y la idea de negocio era algo distinta a la actual. La compañía nació como un buscador de gimnasios; fueron las demandas de los usuarios los que propiciaron el cambio de modelo hasta el actual. 

El funcionamiento es sencillo: el usuario se registra en la web, elige el plan que se adapta mejor a sus necesidades (existen desde ofertas de un día a un año) y usa el cupón antes de dos meses. Para los gimnasios, la presencia en el portal es gratuita. Gymadvisor sólo cobra comisión en las transacciones ejecutadas. Se han repartido 120.000 euros de los 145.000 facturados en 2014. 

Objetivo: ser otro canal de ventas 

Además, "tienen la oportunidad de fidelizar al cliente", indica Canela. Un usuario no puede comprar la misma oferta dos veces si no ha pasado un tiempo de transición. 

"Queremos ser la innovación en el mundo del fitness y que los gimnasios nos consideren su canal de ventas", sentencia la fundadora de Gymadvisor. "Aquí ganamos todos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad