Playthe.net 'digitaliza' el pequeño comercio

stop

Esta compañía de Cuenca ofrece publicidad digital a precios bajos para que tanto las pequeñas empresas como los establecimientos de barrio se den a conocer

La empresa Playthe.net acerca la publicidad digital al pequeño comercio

26 de febrero de 2014 (20:02 CET)

¿Tiene un pequeño comercio y no puede hacer una campaña de publicidad porque supone una gran inversión? La firma conquense playthe.net ofrece esta posibilidad a las pequeñas empresas y establecimientos de barrio.

Se trata de que cualquiera pueda realizar su propio anuncio digital y colocarlo en las diferentes pantallas que se encuentran en la ciudad para disfrutar así de este importante escaparate y captar nuevos clientes.

“A través de Internet el comerciante primero diseña con la ayuda de unas maquetas su anuncio y después lo lanza a las diferentes pantallas con un precio económico”, explica el portavoz de la compañía Jesús Mayordomo, desde el stand que tiene playthe.net en el Mobile World Congress que se celebra en Barcelona.

Estar visible en miles de pantallas por poco dinero

De una forma muy sencilla y a golpe de algunos clicks, los comerciantes sacan sus productos y negocios a la calle. “Contamos actualmente con una red de 3.500 pantallas y ofrecemos incluso apariciones cortas por céntimos de euro. Ahora por seis euros al mes una comercio puede lanzar su anuncio 60 veces al día”, subraya Mayordomo.

Con tan sólo tres años de vida, esta compañía ya factura seis millones de euros, y tiene oficina en Madrid, Barcelona e incluso en Hong Kong. “El mercado asiático es muy importante y funcionan muy bien este tipo de productos”, aseguran fuentes de playthe.net. La compañía no ha parado de crecer desde su arranque y ya cuenta con 380 trabajadores.

¿El éxito? “Nos dirigimos a un público que antes no tenía acceso a este tipo de publicidad y que, sin embargo, sí tenían las grandes empresas y multinacionales”, concluye Mayordomo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad