Banco Sabadell prevé una guerra en el sector para vincular a clientes

stop

CRECER EN NEGOCIO Y BENEFICIOS

Cristina Farrés

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola (izquierda), y el presidente de la entidad, Josep Oliu (derecha), en una imagen de archivo
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola (izquierda), y el presidente de la entidad, Josep Oliu (derecha), en una imagen de archivo

en Barcelona, 28 de mayo de 2015 (02:00 CET)

La crisis es cosa del pasado y la banca que ha sobrevivido a la reestructuración del sector en España está ávida por mostrar de nuevo grandes cifras en su cuenta de explotación. Pero ello lleva a situaciones paradójicas, como la que denunció este miércoles el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu: "Se conceden hipotecas con pérdidas por la competencia".

En el tradicional encuentro con la prensa antes de la junta de accionistas, el banquero indicó que, con los tipos marcados por Draghi, no espera una nueva guerra por captar pasivo --"es suicida, no tiene sentido"--. Ahora, la batalla se da en otro ámbito: el de la fidelización de los clientes.

El Sabadell renuncia a las comisiones

El consejero delegado de la entidad, Jaume Guardiola, recordó el lanzamiento hace seis años de la cuenta expansión, sin comisiones; "esa será la estrategia que el banco seguirá".

Eso sí, con un restyling. Oliu declaró que se dará una vuelta a sus condiciones para hacer frente a otras alternativas muy competitivas que han surgido. El producto financiero que ha roto el mercado es la denominada cuenta 1,2, 3 de Banco Santander, que ofrece una remuneración de hasta el 3% del dinero depositado y acciones de la entidad si se siguen determinadas condiciones como domiciliar ingresos, tres recibos y dar un uso mínimo a la tarjeta.

Autorización para la compra de TSB

En clave interna, el presidente de Banco Sabadell indicó que ya solicitaron la autorización al regulador británico para la compra de TSB en el país y que esperan que su visto bueno llegue como muy tarde a principios del cuarto trimestre.

La entidad española tiene la operación prácticamente cerrada, ya que más del 82% de los accionistas británicos se han apuntado a la OPV. El plan del presidente del Sabadell pasa por implementar una nueva plataforma informática en el banco británico en 2017. La migración permitirá que TSB pueda operar en el sector de pymes además de la banca particular a principios de 2018.

Control del 6% del negocio bancario británico

El gran reto en esta operación está en repetir "lo que ocurrió con Banco Gallego", manifestó el banquero. TSB controla actualmente el 6% de la cuota de mercado de oficinas de Reino Unido pero sólo tiene el 2% del negocio. "Vamos a adaptar la política comercial para adecuar ambas ratios", destacó.

De forma paralela a esta operación, el banco español también espera el visto bueno de otro operador en como mucho cuatro meses. Espera que las autoridades de la competencia mexicanas le den la licencia de banca múltiple para poder operar en este sector.

Así, Banco Sabadell se consolidará como entidad internacional, uno de los retos de la gestión de Oliu en los últimos años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad