Bankia y Cívica, sin invitación a la gran fiesta de los bancos

stop

MERCADOS

Rato, en el inicio de la negociación de Bankia | EFE

21 de julio de 2011 (18:10 CET)

La banca ha sido la gran vencedora del acuerdo para salvar Grecia el euro. Pero las dos últimas entidades en llegar, Bankia y Banca Cívica, han hecho una elocuente demostración de debilidad. No sólo se han quedado fuera de la subida general, sino que han bajado en una sesión que no ha podido ser más propicia para el sector financiero, que se ha apuntado fortísimas ganancias.

Los inversores se han olvidado de los dos nuevos valores financieros de la bolsa española a la hora de celebrar el resultado de la cumbre de líderes europeos. Bankia ha cerrado con una caída del 0,8% hasta los 3,72 euros. El grupo que preside Rodrigo Rato, que el miércoles salvó el día de su debut repitiendo cambio gracias a la ayuda de sus bancos colocadores, este jueves no ha podido evitar sus primeros números rojos al cierre.

El valor sigue acusando la salida de inversores que han decidido vender desde el primer momento. El valor, que en ningún momento ha llegado al superar los 3,75 euros del precio de colocación de la oferta de acciones, ha fijado un mínimo durante la sesión de 3,67 euros.

Banca Cívica, un valor discreto

Si para Bankia el del jueves era el segundo día como banco cotizado, Banca Cívica empezaba su andadura. Lo ha hecho también de la forma más discreta posible. Salía a bolsa a 2,7 euros y al cierre ha repetido cambio recuperando una pérdida inicial del 1,1%.

Las dos entidades han sido relegadas a un segundo plano en una jornada en la que los inversores han confiado en los bancos de larga trayectoria en bolsa. De momento, quienes confiaron en ambas entidades no han conseguido sacar beneficio alguno a sus compras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad