BBVA: el plan de pensiones que más recauda pero el menos rentable

stop

En los últimos cinco años, el plan mutuactivo conservador presenta una rentabilidad negativa del 0,03%

BBVA obtuvo un beneficio neto de 3.667 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019

Madrid, 01 de noviembre de 2019 (13:16 CET)

El plan de pensiones de BBVA ha captado casi 300 millones de euros en el primer trimestre del año y es uno de los que acumula más patrimonio bajo gestión: un total de 2.500 millones de euros a cierre de septiembre. Estaríamos hablando de uno de los productos de ahorro para la jubilación más exitosos de los últimos tiempos, salvo por un detalle, quizás el más importante: no es rentable.

Así lo recoge el portal finanzas.com, que también informe de que en los últimos cinco años, según los datos de VDOS, el plan está en negativo. Pierde un 0,03%. Si a ello unimos el que este plan cuenta con una comisión de gestión del 1,30% y de depósito del 0,10%, los números no son nada positivos para que los que en este tiempo han invertido en este producto.

En cambio, en este mismo quinquenio, la media de la categoría gana un 2,33%. El plan de BBVA ocupa el puesto 17 de un ranking de 21 de la categoría de mixtos conservador global.

El BBVA mutuactivo conservador es un plan de pensiones de renta fija mixta internacional. Invierte en renta fija pública y privada de países pertenecientes a la OCDE y en renta variable. La exposición a renta variable no podrá superar el 30%. El plan presenta un nivel de riesgo 3, por lo que es adecuado para un perfil de riesgo medio-bajo.

BBVA y los 1.600 millones en juego

En plena campaña de la banca por captar 1.600 millones de euros en ahorro en estos vehículos, estos datos de rentabilidad tienen que estar muy presentes en las decisiones de los partícipes de planes de pensiones.

No siempre los planes que más dinero captan o más regalos ofrecen son los mejores. Influyen una agresiva campaña de comercialización por parte de las redes de oficinas bancarias y el conocido como "efecto manada", que lleva a los inversores a imitar el comportamiento de la mayoría sin valorar si está en lo correcto o no.

Actualmente, las principales entidades financieras están ofreciendo bonificaciones de hasta el 5% en efectivo sobre los traspasos o aportaciones, un "regalo" que se puede envenenar si los resultados del plan no son positivos.

Los incentivos que acompañan a la contratación de un plan de pensiones no debe ser el único criterio que guíe la decisión del partícipe.
El inversor, por encima de estos incentivos debe valorar primero la calidad del producto que le ofrecen, si presenta una rentabilidad sostenible en los últimos cinco años, su política de comisiones y si se ajusta a su perfil de riesgo. 

Hemeroteca

BBVA
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad