BBVA prepara el despido de 2.000 empleados de oficinas

stop

La entidad de Francisco González planea un nuevo recorte de plantilla, repartido entre la sede central y su red internacional de sucursales, según Bloomberg

El presidente del BBVA, Francísco Gonzalez. EFE/Javier Lizón

Barcelona, 22 de julio de 2016 (18:10 CET)

BBVA meterá aún más la tijera en su plantilla. El banco presidido por Francisco González prevé eliminar al menos 2.000 puestos de trabajo, repartidos entre sus oficinas centrales y la red de sucursales que tiene por todo el mundo, según adelanta este viernes Bloomberg.

De confirmarse, este recorte ahondaría en la política de ajustes de costes y personal que BBVA viene siguiendo en los últimos años. Tras la integración con CatalunyaCaixa, la dirección de la entidad anunció el despido de 1.100 empleados procedentes de la antigua caja catalana.

A ello hay que añadir el fomento de las prejubilaciones entre sus empleados de más antigüedad. En total, entre 2014 y 2015, en torno a 3.500 trabajadores han dejado la compañía anticipadamente.

Ajuste en Banco Popular

Este posible nuevo recorte de plantilla del BBVA, que llega unos días antes de la presentación de los resultados del primer semestre en la entidad, previstos para la próxima semana, se une al más que posible ajuste que próximamente llevará a cabo el Banco Popular.

El diario Expansión publicó este jueves que el banco presidido por Ángel Ron eliminará hasta 3.000 trabajadores de su plantilla. Otros bancos, como el Santander o Liberbank, también prevén adelgazar el número de nóminas a pagar en los próximos meses.

Cierre de oficinas

Según los datos oficiales aportados por el banco, en marzo de este año el BBVA contaba con una plantilla de 137.445 trabajadores, tanto en España como en el exterior. Carlos Torres Vila, consejero delegado de la firma, ya ha advertido que entre los planes de la entidad figura el cierre de buena parte de su red de oficinas, especialmente amplia en nuestro país.  

En el primer trimestre del año, el banco redujo su beneficio un 53,8%, hasta los 709 millones de euros, debido a la ausencia de extraordinarios respecto a un año antes, cuando cerró la venta parcial del banco chino CNCB.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad