Carlos Torres Vila y Francisco González en la última junta de accionistas de BBVA. EFE
stop

Francisco González cobró 5,47 millones de euros en su último año como presidente de BBVA, pero el banco le debe parte de los variables de cuatro años

Xavier Alegret

Economía Digital

Carlos Torres Vila y Francisco González en la última junta de accionistas de BBVA. EFE

Barcelona, 13 de febrero de 2019 (12:46 CET)

Francisco González cobró 5,47 millones de euros en su último año como presidente de BBVA, según la información remitida por el banco a la CNMV. Esta cifra no incluye el plan de pensiones multimillonario —se calcula en unos 80 millones— que debe percibir tras su salida, y tampoco los variables pendientes de cobro que tiene y que podría no recibir nunca.

BBVA debe a FG unos 6,3 millones de euros correspondientes a una parte de su sueldo variable de los años 2015, 2016, 2017 y 2018. Estas cantidades forman parte del sistema de retribución del banco con su alta dirección, según el cual van cobrando aproximadamente la mitad de los variables a los cuatro años.

Por tanto, son cifras que debería de ir cobrando —1,7 millones este trimestre— pero que están sujetas a algunas condiciones que ahora, con lo que se va sabiendo de los presuntos trabajos del excomisario Villarejo para BBVA y la investigación interna, podrían estar en cuestión.

El cobro de estos variables está sujeto a las cláusulas malus y clawback, que permiten suspender e incluso retirar las retribuciones en el caso de que se demuestre una mala administración del banco, o actuaciones que conlleven un perjuicio para el mismo.

BBVA tiene previsto pagar 1,7 millones a FG este trimestre si el informe de Pwc no lo frena

Por ahora, no existen evidencias de ello. De hecho, FG sigue ocupando la presidencia de honor de la entidad, así como de su fundación. Pero si la investigación interna encargada a Pwc presenta pruebas concluyentes, además del despido fulminante de González, Carlos Torres Vila puede retener estos 6,3 millones que debe a su antecesor en la presidencia.

Las cantidades que BBVA debe a FG, así como al resto de consejeros ejecutivos, es de entre el 50% y el 60% de los variables de los últimos cuatro años, y es tanto en acciones como en efectivo. De 2015, González debe cobrar el 50% de los variables: 1,7 millones, de los cuales 1,035 millones en efectivo y el resto en acciones. El pago está previsto para este trimestre. Así lo explica la entidad, recordando la existencia de las cláusulas malus y clawback que permiten revertir el pago.

BBVA debe a FG el 50% de los variables de 2016: 1,4 millones, de los cuales cobraría, en 2020, la mitad en efectivo y la mitad en acciones. De 2017, tiene 1,6 millones por cobrar, el 60% de los variables, de los que percibirá 640.000 euros en efectivo y el resto en acciones. Las cantidades pendientes de su último año como presidente son calcadas a las de 2017.

Los sueldos de FG y Carlos Torres Vila

FG cobró 5,47 millones en 2018, un 5% menos que en el año anterior. Percibió algo más de 4 millones de euros de sueldo y el resto en acciones e instrumentos financieros. Su sueldo fue algo mayor (2,9%), pero al percibir menos en acciones —las acciones de BBVA perdieron un tercio de su valor en 2018—, en total su remuneración bajó.

El nuevo presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, que en 2018 era consejero delegado, cobró de sueldo 3,21 millones, el 3,4% menos, y un millón más en acciones e instrumentos financieros. En total, 4,21 millones, un 4,8% menos que en 2017. Onur Genç, nuevo consejero delegado del banco, no percibió todavía remuneraciones en 2018. En total, BBVA dedicó 15,66 millones a pagar a su consejo de administración, 50.000 euros menos que en 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad