Caixabank pide a la Unión Europea una coordinación fiscal para la salir de la crisis

Caixabank reduce dividendo y desconvoca la junta por el coronavirus

stop

El banco reduce a la mitad el pago propuesto con cargo a los resultados de 2019 y rebaja el objetivo de solvencia y retribución para 2020

Madrid, 26 de marzo de 2020 (21:27 CET)

Caixabank sigue el ejemplo de Banco Santander y revisa su política de dividendos por la crisis generada por el coronavirus. En concreto, la entidad ha decidido reducir un 50% el dividendo con cargo a los resultados de 2019 y que se tenía que abonar el próximo 15 de abril. En vez de los 0,15 euros por título anunciados, la entidad que lidera Gonzalo Gortázar abonará 0,07 euros. El consejero delegado, además, renuncia a su retribución variable correspondiente a 2020.

La reducción, además, se mantendrá para 2020. En este sentido, el banco ha rebajado hasta el 30% el objetivo de retribución para este ejercicio (hasta ahora era repartir un dividendo por encima del 50% del capital). Sin embargo, precisa que su objetivo es recuperar dicho nivel de retribución "una vez cesen las circunstancias que han motivado esta modificación", puntualiza a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Asimismo, Caixabank desconvoca la junta de accionistas, que estaba prevista para el viernes 3 de abril

La entidad explica que da este paso en un ejercicio de responsabilidad ante la situación crítica y explica que se centrará en que apoyar la salida de la crisis de las economías española y portuguesa a través de la concesión de crédito. "La entidad ha activado un amplio paquete de medidas con el objetivo de atenuar los efectos económicos del coronavirus y apoyar las necesidades de empresas y particulares, entre las que destacan una línea de préstamos preconcedidos de hasta 25.000 millones euros para pymes y autonómos, adelantar al día 20 el abono de las pensiones o condonar los alquieleres de las viviendas de su propiedad", explica en un comunicado.

Junto a la rebaja del dividendo, el banco también ha reducido su objetivo de capital de máxima calidad -el CET 1 Fully Loaded- del 12, al 11,5%. Una de las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) ha sido relajar los criterios de solvencia para que la banca europea tenga músculo para impulsar que llegue el crédito a los clientes. 

En compensación, la institución que preside Christine Lagarde pedía que esta mayor flexibilidad no se tradujera en mejoras de la política de retribución. Un mensaje que el banco parece haber seguido.

Caixabank, sin embargo, también hace un guiño a los accionistas y se compromete a distribuir vía dividendo o recompra de acciones el exceso de capital que supere el nivel del 12% de cara al futuro. 

La junta de accionistas queda en suspenso

Caixabank es el primer banco español que suspende la junta de accionistas. Justo este jueves Banco Sabadell ha celebrado la suya, y las de BBVA y Bankinter también se han llevado a cabo aunque de forma telemática. El Banco Santander también la ha mantenido, aunque la ha trasladado a la Ciudad Financiera, en Madrid, por primera vez en la historia del banco.

La entidad no precisa cuándo se celebrará. El decreto del Estado de Alarma ha habilitado a las empresas a dar este paso, dadas las limitaciones a los movimientos que se han aprobado para limitar la transmisión del virus.

Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Caixabank Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad