La presidenta y el consejero delegado del Banco Santander, Ana Botín y José Antonio Álvarez, se rebajan el sueldo en 2020. | EFE/RJ

El Santander se aprieta el cinturón por el coronavirus

stop

El banco solo pagará un dividendo y recorta un 50% el sueldo de Ana Botín y José Antonio Álvarez y un 20% el del resto del consejo

Economía Digital

La presidenta y el consejero delegado del Banco Santander, Ana Botín y José Antonio Álvarez, se rebajan el sueldo en 2020. | EFE/RJ

23 de marzo de 2020 (22:38 CET)

El Banco Santander se aprieta el cinturón... y también a sus accionistas. El banco ha decidido suspender el dividento a cuenta -que abona en noviembre- y recudir un 50% el sueldo de su presidenta, Ana Botín, y de su consejero delegado, José Antonio Álvarez, este año. 

El resto del consejo de administración también verá reducido su salario, en este caso un 20 %, y los recortes llegarán también a la alta dirección del banco, lo que ayudará a crear un fondo para todo el grupo de "al menos" 25 millones para frenar la pandemia del covid-19.Este fondo servirá para facilitar material y equipamiento médico que ayude a frenar la propagación del virus, y podrá ser engordado por el resto de empleados del banco.

Las aportaciones se destinarán a cubrir necesidades inmediatas, como la producción y adquisición de equipamiento médico, ropa de protección y otros equipos que son necesarios para tratar a los pacientes infectados por el virus, así como a efectuar donaciones a las autoridades e instituciones correspondientes.

El consejo de administración del Santander apunta que revisa su política de dividendo para dotar al banco de la mayor flexibilidad posible para poder aumentar el crédito y apoyar las necesidades de empresas y particulares afectadas por la pandemia del coronavirus.

El banco destaca que cumple "holgadamente" los requisitos de capital para mantener su política de dividendo, que pasa por repartir entre el 40 y el 50 % de resultados, además de que "está cómodo" con los colchones que tiene respecto a los mínimos regulatorios exigidos.

El escenario que maneja el banco, y que fue adelantado hace unos días a analistas, es una recuperación económica en V, y una contracción de sus beneficios del 5% este ejercicio.

"Para muchos de nosotros, la pandemia del coronavirus es el desafío más importante al que nos hemos enfrentado en nuestra vida", ha expresado Botín, quien considera que la situación exige un enorme esfuerzo colectivo para trabajar juntos y limitar la propagación del virus. Además, apuesta por proporcionar atención a los afectados, ya sea directa o indirectamente.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad