Mario Draghi, presidente del BCE.

El BCE pondrá fin a los estímulos en diciembre

stop

El Banco Central Europeo anuncia el fin de la compra de deuda en diciembre y mantiene los tipos de interés al menos hasta el verano

Riga, 14 de junio de 2018 (14:25 CET)

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves que las compras de deuda pública y privada de la entidad continuarán siendo de 30.000 millones mensuales hasta septiembre, se reducirán a 15.000 millones desde octubre y concluirán a finales de diciembre de este año.

El BCE ha mantenido, además, el tipo de interés al que presta a los bancos a una semana en el 0%, les seguirá cobrando un 0,4 por ciento por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y continuará prestándoles a un día al 0,25% (facilidad marginal de crédito).

El Consejo ha anunciado que prevé mantener los tipos de interés en sus niveles actuales al menos hasta el verano de 2019 y, en cualquier caso, tanto tiempo como sea necesario para asegurar que la evolución de la inflación "permanece en línea con las expectativas actuales de un sostenido ajuste" hacia su objetivo ligeramente inferior al 2 por ciento.

Normalización de la política monetaria

El banco destaca que sus decisiones de este jueves mantienen "un amplio grado de acomodación monetaria", que asegurará la convergencia hacia su objetivo de inflación. Además, reinvertirá el dinero de los títulos de deuda adquiridos que vayan venciendo "durante un período prolongado tras el final de sus compras netas de activos y, en todo caso, durante el tiempo que sea necesario".

El final de la compra de deuda marca el fin de las medidas anticrisis del BCE

De esta forma, "contribuirá a que las condiciones de liquidez sean favorables y a que la orientación de la política monetaria sea la adecuada". La entidad compra desde comienzos de enero deuda pública y privada por valor de 30.000 millones de euros, que pasarán a ser de 15.000 millones de euros a partir de octubre y hasta diciembre, cuando concluirán.

La decisión de fijar el final de las compras de deuda marca el punto de inflexión en la normalización de la política monetaria del BCE tras las medidas extraordinarias puestas en marcha por la entidad para hacer frente a la crisis económica en la eurozona.

Hemeroteca

BCE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad