Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España.

El BdE alerta: la hostelería y el ocio sufrirán hasta que haya vacuna

stop

Solo en el mejor de los escenarios, el PIB español habrá recuperado en diciembre de 2022 los niveles de 2019

Madrid, 25 de junio de 2020 (13:16 CET)

La intervención del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en la Comisión para la Reconstrucción este lunes fue un baño de realidad sobre el duro golpe que está sufriendo la economía española durante esta crisis, que requiere de un acuerdo a largo plazo de los principales partidos políticos, que este jueves ha refrendado el informe trimestral que elabora esta institución.

El informe analiza los supuestos sobre los que la economía española caería entre un 16 y un 21,8% intertrimestral entre el 1 de abril y el 30 de junio: el fuerte descenso de la demanda interna -de entre un 13,8 y un 18,8%- o de las horas trabajadas -de entre un 21,1% y un 25,9%- son algunas de las magnitudes más afectadas por el parón económico autoinflingido.

“En el período comprendido desde la entrada en vigor del estado de alarma (el 15 de marzo) hasta el inicio del proceso de desescalada (el 4 de mayo) se estima que la actividad económica en España habría disminuido en torno a un 30% con respecto a su nivel en ausencia de pandemia, salvo durante la vigencia de la suspensión de actividades no esenciales (entre el 30 de marzo y el 9 de abril), en el que se estima que la reducción de la producción habría rondado el 50 %”, señala en su informe.

Si se confirma el duro golpe del segundo trimestre, la economía española va a quedar a expensas de lo que suceda en la segunda parte del ejercicio. Y sobre esto el Banco de España recuerda que existen muchas incertidumbres que dificultan hacer previsiones con una base sólida, ya que se desconoce cómo va a evolucionar el virus.

Ocio y hostelería arrastrarán las consecuencias del golpe

De hecho, lo que sí avanza esta institución es que, pase lo que pase, solo como medida de prudencia, existirán sectores que no se recuperarán de esta crisis hasta que exista un tratamiento.

“En ausencia de vacuna o de un tratamiento eficaz frente a la enfermedad, subsistirá el riesgo de nuevos episodios de contagio”, reflexiona. “En estas condiciones, el retorno a la actividad económica será incompleto en las ramas en las que la interacción personal desempeña un papel más relevante, como la hostelería o el ocio”, apunta.

El gobernador, aunque no apuntó directamente a estos sectores, en la Comisión para la Reconstrucción defendió la necesidad de que se prorrogaran los ERTE y se prolongaran las líneas de liquidez, en este contexto. Este jueves Exceltur pedía un plan mucho más contundente de apoyo que el que se ha aprobado hasta el momento y que en su opinión se queda corto en 22.000 millones de euros.

Efectos al menos hasta diciembre de 2022

El otro mal augurio -que ya dejó entrever el gobernador- es que los efectos sobre la economía española de esta crisis se notarán a largo plazo, incluso aunque de aquí a finales de año no se produzca ningún rebrote.

“Los dos escenarios contemplados en las proyecciones consideran caídas muy elevadas del PIB de nuestro país en el conjunto de 2020. En concreto, el PIB retrocedería, respectivamente, un 9 % y un 11,6 % en la media del año en los escenarios de recuperación temprana y gradual”, recuerda en el informe trimestral sobre la economía española. “Solamente en el escenario de recuperación temprana, el nivel del PIB al final de 2022 superaría al previo a la crisis, lo que subraya la posibilidad de que las consecuencias de la crisis tengan un componente duradero”, apunta el Banco de España.

 

  


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad