Tomás Varela, director financiero, Jaime Guardiola, consejero delegado y Gabriel Martínez, subdirector general del Banco Sabadell durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2020

El Sabadell espera que su pico de morosidad sea inferior al 5%

stop

El banco incrementa su objetivo de solvencia hasta el 13% y espera ejecutar el plan de reestructuración en los próximos seis meses

Cristina Triana

Economía Digital

Tomás Varela, director financiero, Jaime Guardiola, consejero delegado y Gabriel Martínez, subdirector general del Banco Sabadell durante la presentación de resultados del tercer trimestre de 2020

Madrid, 30 de octubre de 2020 (15:57 CET)

El Banco Sabadell no espera repetir la morosidad que vio el sistema financiero en la anterior crisis. El consejero delegado del banco, Jaime Guardiola, y el director financiero, Tomás Varela, avanzaron que calculan que en el pico de impagos que va a provocar el coronavirus, la tasa de morosidad del banco sea inferior al 5%. Los ejecutivos anticipan que 2021 será el año en el que se marquen los máximos, al unirse el fin de las moratorias con las carencias de los créditos ICO. El banco ha batido las expectativas de los analistas con sus resultados del tercer trimestre.

Guardiola, que no ha cerrado la puerta a las fusiones, pero que sigue insistiendo en que deben generar valor al accionistas, se ha mostrado crítico con algunas de las medidas incluidas en la propuesta de Presupuestos para 2021. En concreto, el consejero delegado del Sabadell cree que incrementar los impuestos no es la mejor medida en plena recuperación económica, y duda que el objetivo de crecimiento del 10% el año que viene sea viable.

Asimismo, ha apuntado que es importante reenfocar el debate político hacia el fuerte impacto que tendrá el plan de reestructuración europeo en nuestra economía, que podría equivaler a cinco puntos de PIB anuales.   

Eleva el objetivo de solvencia

El banco que preside Josep Oliu continúa reforzándose. Al cierre de septiembre, su solvencia se encontraba en términos pro forma en el 13,4%, frente al 12,7% anunciado como objetivo durante la presentación de los resultados del segundo trimestre. Esta mejora ha llevado al banco a elevar al 13% su previsión para el conjunto del ejercicio.

El Sabadell ha ido incrementando su capital de forma paulatina en los últimos años, aprovechando las desinversiones y ha ido elevando sus objetivos a media que iban pasando los meses. En 2019, el punto de mira era colocar en la ratio de referencia para el mercado, el CET 1 Fully Loaded- en el 12%; un horizonte que ahora es 100 puntos básicos superior.

Aunque el sector bancario -especialmente el Banco Santander y Caixabank- están siendo especialmente críticos con la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) de no repartir dividendos por la pandemia, la imposición está ayudando a la banca a incrementar su cifra de capital; que es un colchón a futuro con el que absorber posibles pérdidas derivadas de posibles impagos.

La entidad, además, ha querido transmitir al mercado que el coste del plan de ajuste de personal y oficinas que ha presentado a los sindicatos no mermará los resultados futuros, ya que se pagará con las plusvalías de la “cartera ALCO”. Esta cartera está compuesta por las inversiones en renta fija.

Descontados los gastos de la reestructuración, el Sabadell continuará atesorando 1.300 millones en plusvalías latentes en esta cartera. Con el ajuste de plantilla y red que va a poner en marcha en España y el plan para el TSB en Reino Unido -ha acelerado el ajuste-, espera incrementar en 115 millones anuales su margen antes de dotaciones.

En 2021, fecha en la que espera completar la reestructuración -en España espera cerrarla en el primer trimestre-, las cuentas del banco registrarán un 75% de esa mejora. En 2022; las sinergias ya serán completas. 

No obstante, Jaime Guardiola no ha querido dar más datos sobre el plan -solo ha reiterado que lo quiere completar con bajas incentivadas y con prejubilaciones y sin recurrir a un ERE-, y ha avanzado que aportará más información tras las negociaciones con los sindicatos. 

Las moratorias, con impagos contenidos

El Sabadell, al igual que el resto de bancos españoles, está logrando contener el impacto de la morosidad y, por el momento, la mayoría del crédito que se ha acogido a esta ventaja continúa pagándose.

En concreto, solo un 1% de las moratorias legales (que se aprobaron durante el primer estado de alarma) se encuentran en impago. En España, quedarían vivos saldos en moratoria por 2.614 millones, frente a los 3.660 millones concedidos.

Jaime Guardiola ha destacado que, en el Reino Unido, donde ya solo quedan vivas moratorias por 1.440 millones de las 5.000 que se firmaron, la morosidad de las que ya están obligadas a abonar capital es “muy poco relevante”, ha señalado durante la rueda de prensa.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad