El Santander acelera esta viernes el cierre de oficinas. Foto: EFE/QG

El Santander finaliza su plan de cierres con clausuras récord

stop

El banco concluye la reestructuración de su red, con 211 cierres de centros en este viernes, la cifra más alta de todo noviembre

Madrid, 22 de noviembre de 2019 (11:01 CET)

El Banco Santander finaliza este viernes la reestructuración de su red de oficinas, con la clausura de más de 211 oficinas, en su viernes de mayor actividad en clausuras en todo el mes de noviembre. La entidad presidida por Ana Botín finaliza así el plan de reestructuración de centros pactado con los sindicatos tras la compra de Banco Popular y que ha supuesto el cierre de 1.150 oficinas. En cuanto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE), todavía está abierto el plazo de adscripción para determinados grupos.

Botín, en una entrevista esta semana con Bloomberg, insistió en que el eje de crecimiento del banco está ahora al otro lado del Atlántico -América Latina y Estados Unidos-. El plan estratégico del banco contemplaba el recorte de 1.000 millones en costes en Europa, y gran parte de ese ajuste se va a realizar en España y también en Reino Unido. 

De este modo, Santander concluye este viernes el calendario fijado. A las más de 211 oficinas que cerrará hoy hay que sumar las 200 cerradas el pasado 8 de noviembre, las 175 que se clausuraron el 18 de octubre y las 164 de principios del mismo mes. De acuerdo con los datos recopilados por Efe, la mayoría de las sucursales que han cesado su actividad se encuentran en Madrid (más de 280) y en Sevilla (70). 

No obstante, el banco tendrá que dar solución a las otras 969 peticiones de bajas que demanda el sindicato UGT. El acuerdo entre Santander y los sindicatos establece que los trabajadores, tanto de servicios centrales como del centro corporativo de la entidad, tenían hasta finales de julio para adscribirse de forma voluntaria al ERE; los empleados de red comercial, hasta el 15 de noviembre, y los de los departamentos de Recursos Humanos, control de red o riesgos, hasta el 31 de enero de 2020. 

En este sentido, el ERE del Banco Popular acarreará la supresión de 3.223 puestos de trabajos, además de prejubilaciones desde los 55 años a los que se dejará con entre un 75% y un 80% de su sueldo en función de la edad. Hasta el pasado septiembre, 1.412 trabajadores ya habían abandonado la disciplina del Santander. Por comuinidades autónomas, Madrid (312 trabajadores hasta septiembre) es la más afectada, seguida de Andalucía (216), Galicia (116) y Cataluña (115). 

Impacto en las cuentas

2019 ha supuesto un año de ajustes extraordinarios para Santander. Entre enero y marzo, el banco dirigió cargos por reestructuración en Polonia, además de una venta de activos, por un montante total de 108 millones de euros. En el segundo trimestre, el ERE de Popular se llevó otros 600 millones de los resultados de la entidad. 

Ya en el tercero, el ajuste del valor de la división británica también tuvo un impacto significativo. La cantidad asciende a un total de 2.1400 millones de euros perdidos por cargos extraordinarios en los primeros nueve meses del año. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad