España negocia con Bruselas un acuerdo para el canje de las preferentes

stop

El Gobierno español propone una quita para los tenedores de estos productos aunque después se les reembolsaría toda la inversión

Manifestación de afectados por las participaciones preferentes de NGB en Galicia

15 de agosto de 2012 (17:38 CET)

El Gobierno español negocia con Bruselas una solución para los titulares de participaciones preferentes en el marco del rescate financiero aprobado para la banca española, según el diario Finantial Times.

El rotativo británico asegura que el Ejecutivo español quiere devolver el importe total de su inversión a los ahorradores que en su momento contrataron estos productos complejos. La propuesta de España es que se les devuelva todo lo invertido pero en plazos escalonados.

Los inversores en preferentes sufrirían una quita inicial y después se les iría reembolsando la cantidad invertida más los intereses.

Según la publicación, las negociaciones entre ambas partes son fluidas y los banqueros españoles esperan que se aplique una quita de entre un 50% y un 70% a los tenedores de los productos, que serían posteriormente indemnizados. Con todo, el diario asegura que no hay ninguna decisión tomada aún sobre el porcentaje de pérdida que deberán asumir los inversores y no se espera que se conozcan más detalles hasta septiembre.

La quita, una condición

El hecho de que muchas preferentes se contratasen con entidades ahora nacionalizadas --como Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa o Novagalicia Banco-- obliga al Gobierno de Mariano Rajoy a negociar antes con Bruselas cualquier solución para los clientes.

En el acuerdo de entendimiento firmado por el Gobierno español en julio, Bruselas exigía que los titulares de preferentes participasen en el saneamiento de aquellos bancos que recibiesen fondos públicos.

Los inversores con títulos híbridos (preferentes o participativas) y deuda subordinada de los bancos nacionalizados deberían soportar una quita en las participaciones para ajustarlas al valor actual de la entidad. Según el Finantial Times, España trataría ahora de minimizar esta condición y evitar la pérdida de las inversiones de miles de clientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad