Bruselas obligará a los inversores en preferentes y deuda a perder dinero

stop

RESCATE A ESPAÑA

De Guindos tras el Ecofin que ha fijado las condiciones del rescate

10 de julio de 2012 (19:35 CET)

El Eurogrupo ya ha hecho público el listado de 32 condiciones que impone a España a cambio del rescate de la banca del país. Algunas de ellas afectan directamente al bolsillo de los clientes de los bancos nacionalizados.

Todas las entidades participadas por el fondo de rescate Frob deberán cumplir con la hoja de ruta impuesta por los prestamistas internacionales. Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco de Valencia están en la primera lista.

Los inversores que posean títulos híbridos (preferentes o participativas) y de deuda subordinada de estos bancos deberán soportar una quita en las participaciones para ajustarlas al valor actual de la entidad. Es decir, Bruselas les obligará a perder dinero. El descuento planteado será próximo al 40%.

Hasta ahora, las cajas emisoras de estos productos buscaban soluciones alternativas como el canje por convertibles. Las puertas alternativas parecen, ahora, limitadas por las autoridades económicas comunitarias. Las primas máximas serán del 10% para garantizar la competencia con los bancos solventes por si solos.

Hoja de ruta

Los grupos nacionalizados deberán abandonar el control del negocio financiero, traspasado a bancos de nueva cuña, creados durante 2011 –como CatalunyaCaixa Banc o Novagalicia Banc—, transferir sus activos problemáticos a una sociedad de liquidación, recortar sucursales y plantilla, vender participaciones industriales y activos no estratégicos. No podrán pagar dividendo y limitarán más el salario de sus ejecutivos.

España deberá explicar al Eurogrupo cómo hará cumplir estas decisiones con el objetivo final de que el negocio financiero de las participadas por el Frob salga a bolsa total o parcialmente. La fecha para presentar el programa es diciembre de este año.

De Guindos cede competencias


La primera inyección de 30.000 millones de la línea de crédito de hasta 100.000 millones que usarán las entidades Frob viene acompaña de una hoja de ruta que, además, resta competencias al Ministerio de Economía, dirigido por Luis de Guindos, para repartirlas entre el Banco de España y el propio gobierno comunitario, que controlará la economía española cada tres meses.

El Gobierno deberá reformular la legislación para que sea el regulador monetario quien sancione a los bancos y autorice las nuevas licencias financieras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad